El cereal inicia una nueva senda de bajada mientras sube el porcino

Las buenas perspectivas de cosecha para esta campaña empujan hacia abajo el valor del grano

6

Tras diez semanas de precios estables, el cereal descendió ayer de forma significativa y registró el valor más bajo de todo el año. Pero además se prevén nuevas bajadas en próximas sesiones de Lonja.

Las buenas expectativas de cosecha, tanto en Segovia, como en otras zonas del Sur, donde la campaña va más adelantada, empujaron hacia abajo los precios.

Varias lonjas españolas ya anotaron descensos la semana pasada. Cuenca, Ciudad Real, Madrid o Barcelona rebajaron el precio del trigo, y eso que no son las que tienen valores más altos.

Hay quien habla de cosecha récord. Pero todavía puede condicionar la situación climática, y no se ha valorado la reducción de superficie dedicada al cereal.

Pero los almacenistas quieren sacar el grano que tienen acumulado y prevén que este año necesiten más espacio en sus silos ante la elevada producción que se espera recoger. Cierto es que en esta época es en la que más depreciado está el cereal, pero todavía faltan unas semanas para que entren las cosechadoras en las fincas. Se ha pasado el invierno y no se han logrado recuperar los valores, que además han estado por debajo de los que hubo en años anteriores.

Otro signo diferente tienen los animales esta semana. El ovino subió de cara al mayor consumo del verano y las fiestas. El ascenso más acusado fue para el porcino, que sigue animado por la exportación. Es la clave para el ganado de verdeo, aunque el cerdo graso, con un mercado más local, sube igualmente, pero con menor fuerza.

Los pesos de los animales no están tan bajos como en semanas pasadas. Los 3,50 céntimos por kilo de subida acumulada en abril por el precio español no están nada mal teniendo en cuenta los avatares sufridos por el precio desde diciembre. De todas formas se sale de los cuatro primeros meses del año con un precio promedio de 0,954 euros / kg vivo, lo que no deja de ser desolador para el ganadero.

En España se sacrifica al tope de la capacidad de los mataderos y se exporta (tanto al resto de la UE como a terceros países) batiendo récords mes a mes. Los pesos promedio de las canales siguen más altos de lo normal, pero están descendiendo paulatinamente, y equilibrándose la situación. Los envíos de carne y animales a países terceros es la clave ahora. Europa mantiene su competitividad frente a EEUU y Canadá gracias a la debilidad del euro frente al dólar. La posibilidad que Rusia autorice exportaciones europeas es todavía muy remota.

La autorización por parte de México de la importación de carne de porcino española, homologando a unos cuantos mataderos y salas de despiece españoles, sigue resultando positivo.

De este modo, una parte importante del stock en almacenamiento privado se liberará a lo largo del presente mes de mayo, según calcula el presidente de la Lonja de Segovia, Carlos González.