El centro asociado de la Uned supera este curso la barrera del millar de estudiantes

El curso académico ha comenzado con un incremento del diez por ciento de las matrículas y una ampliación de la oferta de los estudios de grado, que alcanza la veintena de titulaciones, a la vez que se mantienen cursos de antiguas licenciaturas.

“Este año estamos aquí para, modestamente, presentar la historia de un éxito, por la demanda, más estudiantes que nunca; por la oferta, más titulaciones que nunca y nuevas enseñanzas de idiomas, como el alemán; y por la calidad, tecnología de primer nivel, congresos internacionales, proyectos de investigación”. Así se manifestó ayer el director del centro asociado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia de Segovia, Antonio López Peláez, en el discurso de la sesión de apertura oficial del curso 2011/2012 que tuvo lugar en el salón de Plenos de la Diputación Provincial. Antonio López ratificó el compromiso que tiene el centro desde su fundación de facilitar el acceso a la educación superior a los segovianos, “como herramienta para mejorar nuestra vida personal y laboral, y construir una sociedad mejor para todos” y agradeció la implicación de las instituciones en el cumplimiento de este objetivo. Hizo especial referencia a la Diputación, al Ayuntamiento de Segovia y a Caja Segovia, que forman el patronato de la Uned e “invierten en cada segoviano que se matrícula y hace posible su sueño”, dijo López.

El centro de la Universidad de Educación a Distancia supera este año la barrera del millar de estudiantes y bate su propio récord, incluyendo a los 845 alumnos matriculados en las enseñanzas regladas —un 10% más que el pasado año en estas fechas— y a aquellos que han participado en los cursos monográficos ya desarrollados este otoño, 137 participantes, así como los inscritos en los próximos.

En concreto a mediados de noviembre había 427 inscritos en los estudios de los títulos de grado, 217 en los cursos de las antiguas licenciaturas y diplomaturas, 101 en las clases de idiomas (CUID), 75 en cursos de acceso a la universidad y 25 en postgrados.

El centro asociado de la Uned oferta actualmente los grados de Derecho, Ciencia Política y de la Administración, Sociología, Psicología, Economía, Turismo, Historia del Arte, Geografía e Historia, Administración y Dirección de Empresas, Pedagogía, Educación Social, Trabajo Social, Ciencias Ambientales, Antropología Social y Cultural, Ingeniería de las Tecnologías y de la Comunicación, Lengua y Literatura Española, Estudios Ingleses, Informática, Ciencias Jurídicas de las administraciones públicas, Ingeniería de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Son un total de 20 grados, dos más que el pasado curso.

En el centro también se dan clases de las antiguas licenciaturas y diplomaturas de Derecho, Educación Social, Pedagogía, Psicopedagogía, Administración y Dirección de Empresas, Empresariales, Historia, Informática, Trabajo Social, Antropología, Psicología y Turismo.

Las preferencias de los alumnos se decantan por los estudios de Psicología, Derecho, Educación social, Geografía e Historia, Historia del Arte y Trabajo Social.

Preferencias Una de las propuestas que mejor aceptación ha tenido y que ha contribuido a incrementar progresivamente la matrícula en los últimos cuatro años son los estudios a distancia de idiomas. Un centenar de personas avanzan en el aprendizaje de chino, japonés, inglés, ruso, francés y alemán a través de la oferta del Centro Universitario de Idiomas a Distancia de la UNED. Inglés, chino y alemán, que este año se ha incorporado a la cartelera de estudios de idiomas, son los más solicitados por los segovianos.

El aumento del número de estudiantes ha implicado un incremento de tutorías, superando las 160 al semestre. “Los segovianos y segovianas que se matriculan en la Uned en estos tiempos difíciles no pueden encontrar cerrada nuestra puerta, y tienen que tener los profesores que se merecen, aunque nos exija hacer reajustes económicos”, comentó Antonio López.

La modalidad de estudios a distancia atrae a personas de perfiles muy distintos. Hay un amplio grupo de alumnos de entre 35 y 45 años, con un trabajo estable, con familias y con hijos, que están haciendo una primera o segunda titulación que es la que les ha gustado siempre, “y ahora pueden cursarla”, comentó el director de la Uned. Cada vez llegan al centro más personas jóvenes, con contratos temporales o en el paro, que quieren ampliar su preparación, y hacer compatible su trabajo a tiempo parcial o a turnos con el estudio universitario; inmigrantes que quieren integrarse en el sistema universitario español, y acceder a un título universitario, y personas sin formación previa que se matriculan en el curso de acceso para mayores de 25 años, y que buscan obtener una mayor cualificación.