El Ayuntamiento restringe el uso de agua en jardines fuentes y baldeos

El equipo de Gobierno no prevé cortes de abastecimiento a viviendas o empresas

1

La falta de precipitaciones ha motivado que el Ayuntamiento adopte medidas para reducir el consumo, cerrando fuentes y caños públicos, cortando el riego de parques y jardines públicos y dejando de baldear las calles con agua procedente de los embalses. Precisamente estos últimos se encuentran en torno a un tercio de su capacidad: el de Puente Alta (Revenga) al 30% y el Pontón Alto al 38%.

La ausencia de las precipitaciones de otoño, que habitualmente llenan los embalses desde los que se abastece la ciudad, está provocando que el volumen de agua acumulada sea muy inferior a la habitual, lo que además repercute en un empeoramiento de su calidad, han señalado fuentes municipales.

En estos momentos, este nivel, muy por debajo del registrado en los últimos años, no afecta al abastecimiento a la población, ya que en septiembre el Ayuntamiento empezó a utilizar los acuíferos de Madrona, pero sí ha sido necesario adoptar medidas para reducir los consumos. Únicamente permanecerán abiertas fuentes y caños lo imprescindible para mantener las condiciones de presión en la red.

Desde los servicios municipales se pide la colaboración ciudadana, ya que, “aunque siempre es necesario un consumo responsable y racional del agua, en estas circunstancias ese comportamiento resulta imprescindible para garantizar el abastecimiento a la población”. Recuerda en este sentido medidas como regar plantas y zonas ajardinadas por la noche, avisar de cualquier incidencia o fuga que se detecte en las redes de riego o suministro municipales, ducharse en vez de bañarse, cerrar bien los grifos y no dejarlos correr innecesariamente, reducir la capacidad de las cisternas y utilizar lavadoras y lavavajillas sólo cuando estén llenos.

La alcaldesa, Clara Luquero, descartó ayer que se vayan a adoptar otras medidas de restricción de abastecimiento a viviendas y negocios.