Meses después de la aprobación de la reforma laboral, las previsiones que pronosticaban un descenso de la contratación veraniega en la provincia de Segovia se han confirmado. Según la empresa Randstad, el trabajo ha bajado un ocho por ciento con respecto al año 2021. Dentro de la comunidad, Segovia se sitúa como la provincia donde más se dejó sentir la caída, con Valladolid, donde el descenso llegó hasta el 7,8 por ciento, como más inmediata perseguidora.

Por otro lado, las provincias donde la diferencia de contratación ha sido positiva, como Zamora o Ávila, han llegado a alcanzar los dobles dígitos. De hecho, Palencia, con un 17,5 por ciento más de contratación, ocupa el segundo lugar de toda España, solo superada por Santa Cruz de Tenerife.

En números absolutos, Segovia registró un total de 2.210 nuevas contrataciones durante el período veraniego, lo cual significa que ha sido la quinta provincia en la que más empleo se creó, superando a Soria, Zamora, Ávila y Palencia. Valladolid, pese a la recesión del volumen de contratación, permanece a la cabeza en este aspecto.

En lo que se refiere a la comunidad autónoma en su totalidad, se generaron un total de 24.280 empleos, lo cual supone un ligero ascenso con respecto a los guarismos del año pasado. En concreto, la contratación subió un 0,3 por ciento. De esta manera, en relación al resto del país, la variación experimentada ha sido 2,5 puntos porcentuales superior y el empleo creado en Castilla y León aportará el 4,9 por ciento del que se cree en España.
A nivel nacional, se han creado casi medio millón de contratos, lo cual supone un 2,2 por ciento menos que el año pasado. Con respecto a los niveles pre-pandemia, la diferencia se sitúa en casi un veinte por ciento. Desde 2012, este indicador había estado en constante aumento, cosechando en 2019 la cifra más alta.

Según afirmó Randstad a inicios de verano, la implantación de una nueva reforma laboral se erige en principal razón para explicar lo sucedido durante estos tres meses. Tal y como aseguran, una nueva legislación de este tipo “suele reducir el número total de contratos debido a las nuevas fórmulas”. Además, la reforma trata de impulsar la contratación indefinida, lo cual choca con la dinámica que se venía aplicando en los pasados veranos. De hecho, sí que han incrementado este tipo de contratos de duración indefinida.

Sin embargo, desde la empresa señala también a uno de los característicos problemas del mercado laboral español: la falta de talento, que hace que las empresas encuentren dificultades a la hora de buscar perfiles que se ajusten a sus necesidades. “Tanto los negocios de baja como los de alta cualificación están teniendo problemas en este aspecto” afirman.