Una empleada de una agencia de viajes de Segovia capital, atendiendo a una cliente interesada en reservar sus vacaciones.
Publicidad

El Coronavirus ha provocado la cancelación de muchas de las intenciones de irse de vacaciones de la población segoviana, hasta el punto de que las agencias de viajes han visto cómo han caído las ventas en más de un 70 por ciento.

Así lo aseguran los dueños de los negocios que operan en Segovia, que además son menos que los que trabajaban hace un año, puesto que algunas agencias que se concentran en el eje de las calles Ezequiel González, Avenida del Acueducto y zona de Jardinillos de San Roque.

“Por las conversaciones que mantengo con los compañeros, las caídas de la actividad y facturación son del 70 por ciento”, asegura María de Andrés Matamala, de la agencia ‘Viajamuchomás’.

“Hay miedo entre los usuarios, salvo algunos casos de aventureros”, añade esta agente que lleva con su propio negocio desde el pasado mes de noviembre, con lo que lo que debería haber sido la temporada alta, se ha visto truncada por el Coronavirus. Aún así, mantiene su actividad y ve cómo los segovianos se decantan por pasar sus vacaciones de verano “sobre todo en España, y sobre todo en la península”. “Tienen miedo a contagiarse en el avión y por ello optan por no volar a los archipiélagos”.

El presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Segovia, Luis García Patiño, aseguraba el año pasado que había un predominio en la demanda por el Levante de España y las Islas Canarias. En cuanto a los viajes internacionales, en 2019 prevalecían los viajes por Europa, Rusia y Jordania. Y, en cuanto a los viajes internacionales, en 2019 prevalecían los viajes por Europa, Rusia y Jordania; sin embargo, este año, al no estar permitidos muchos de los viajes al exterior, no hay ningún país que destaque.

Desde la agencia de Viajes El Corte Inglés, su responsable se muestra sorprendido por el cambio que ha conllevado la pandemia y explica que sí hay clientes que les preguntan por viajes a Japón, Tailandia, Sudamérica y Uruguay “pero no podemos asegurar nada, ya que la mayoría de estos países siguen con las fronteras cerradas”. “Algunos buscan ofertas y a otros turistas no les compensa ese tipo de viajes porque cuando llegan a un país como estos, tienen que mantener una cuarentena de 15 días, además de una serie de restricciones sanitarias que es incompatible en unas vacaciones de 8-10 días”. “También nos piden viajes por Europa, pero claro, no todos los países nos han abierto todavía sus puertas, por lo que tampoco tenemos venta internacional”. “La gente no tiene seguridad, no tiene nada que ver con lo que era el año pasado”.

Sobre los precios que se manejan, esa agencia hace hincapié en un bajón que nunca se habría imaginado, pues “la facturación ha sido un año perdido”, además de los precios de los hoteles y los vuelos que a pesar del Coronavirus, mantienen su tónica. “Cádiz es uno de los destinos más caros y cuando quieres reservar, te das cuenta de que sus precios no han bajado respecto a años anteriores.

En este sentido, asegura que tienen oportunidades, y en esta situación se ha puesto en marcha la campaña de verano, pero no surge efecto, además de que solo se permiten viajes de dos horas en avión.

María de Andrés Matamala calcula que los gastos de las familias son muy variables, pero estima una media de 1.800 euros.

Lo que sí ha notado es que quienes mantienen su intención de viajar y hospedarse en un hotel suelen elegir establecimientos de más estrellas, que aporten más garantías. “Se reservan hoteles más caros, por regla general”, apostilla. “La gente ahora tiene miedo hasta del avión y realiza más viajes en trenes, cuando es lo más seguro que hay”, indican desde otra de las agencias consultadas por este periódico.

“No hay manera de vender viajes, hasta las empresas que todos los años se van un par de días, este año nada. Únicamente tenemos la reserva de una empresa que nos ha pedido un viaje por Europa, pero con la aclaración de exclusivamente por Europa, lo que conlleva a un viaje por Londres”. “La incertidumbre es lo peor que nos está pasando”, añaden
También en la empresa B The Travel Brand, su portavoz en Segovia, Susana, dice que se está notando mucho en Segovia la crisis del Coronavirus. “Las principales ventas se han basado todos los años en viajes exóticos como las Islas del Caribe, Tailandia e incluso a hacer safaris, pero este año tienen que relegarlos a segundo plano, ya que las únicas ventas que se hacen son por España. “Vendemos muy poco por Europa, la gente este año ha preferido irse a Benidorm, ya que se encuentra más barato que los años anteriores”.

“La facturación está siendo casi cero, no hemos recuperado absolutamente nada, no hemos tenido ni viajes de vacaciones de Semana Santa. Todo ha sido cancelado”. Incluso en los peores casos, sigue habiendo turistas que no han podido ser repatriados. “Tenemos muchos senegaleses que vienen aquí a ver a sus familias y la venta de billetaje normal de inmigrantes no se ha dado, puesto que solo pueden desplazarse por temas humanitarios y el coste de los billetes es muy elevado”.