04 01 kamarero web
Vista parcial del polígono industrial Nicomedes García del municipio de Valverde del Majano. / Kamarero

El tejido empresarial de la provincia se ha mostrado fuerte y Segovia ha recuperado las cifras previas a la pandemia e incluso las supera tanto en número de empresas inscritas en la Seguridad Social como en el de personas que emplean. En este sentido, en julio de 2019 la cifra de empresas registradas ascendía a 5.662, que en conjunto sumaban 43.219 empleados, y el último julio finalizaba con 5.688 y más de 45.600 trabajadores.

Hay que tener en cuenta que julio es un mes con mayor actividad en sectores como la agricultura y algunos servicios como la hotelería, por lo que el número de empresas y empleados afiliados a la Seguridad Social es más elevado que en otros periodos del año.

Aun así, solo hace cinco años, en enero de 2017, había 5.389 empresas inscritas en Segovia, que daban empleo a 36.346 personas, y a principios de este año 2022, las primeras eran ya 5.407 y mantenían 41.125 puestos de trabajo.

Antes de la pandemia se apreciaba ya dinamismo en la economía segoviana y en enero de 2019, por ejemplo, las empresas inscritas en la Seguridad Social alcanzaron una cifra elevada para ser invierno, 5.432. Al año siguiente, menos de dos meses antes de que la ONU declarase la pandemia y de que en España se decretara el estado de alarma y un confinamiento de varias semanas, el tejido empresarial se había debilitado ligeramente, hasta las 5.394 empresas a 31 de enero de 2020, aunque daban trabajo a 39.164 personas.

En pleno confinamiento, marzo de ese año finalizó en Segovia con 5.272 empresas y el empleo se había reducido hasta 26.770 afiliados a la Seguridad Social.
En julio de ese mismo año, y a pesar del covid, la campaña de verano motivó que la cifra aumentara hasta 5.541 con 41.688 empleados en total y el año pasado, en ese mismo mes se experimentaba una mejora, con 5.588 y 44.106, respectivamente.

Esta estadística oficial de la Seguridad Social no recoge los datos del régimen especial de empleadas/os del hogar y tampoco, por ejemplo a los educadores y personal de centros educativos públicos, trabajadores del Ejército y otros colectivos profesionales afiliados a mutualidades de previsión social de colectivos profesionales y a mutualidades de funcionarios (MUFACE, MUJEGU e ISFAS).

Directorio de empresas

Por su parte, la última cifra de empresas del DIRCE (Directorio Central de Empresas) que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondiente a 2021, indica que el año pasado eran de 10.756 las empresas que había en la provincia de Segovia, incluyendo 176 sociedades anónimas, 2.832 sociedades de responsabilidad limitada, 687 comunidades de bienes, 75 cooperativas, 288 asociaciones y asimilados, 44 organismos autónomos o asimilados y 6.654 personas físicas.

04 02 terraza web
Servicios como la hostelería contratan más trabajadores en verano. / I Oria

Altas y bajas de empleadoras

El INE ha publicado también datos correspondientes al primer trimestre de este año sobre los flujos de unidades legales empleadoras (empresas), que en Segovia reflejan una ligera caída, del 0,24% en la tasa de crecimiento. El citado instituto público ha iniciado esta estadística de manera experimental a raíz de la crisis generada por la pandemia de covid para conocer los fenómenos de creación, supervivencia, reactivaciones y destrucción de empresas, así como variables ligadas a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), actividad económica, etc.

En este sentido, hasta marzo la provincia mantenía 3.848 unidades legales empleadoras y en ese periodo se habían producido 180 altas y 190 bajas. Las primeras, principalmente en actividades relacionadas con la construcción y el suministro de energía eléctrica, gas y aire acondicionado, así como en actividades auxiliares de servicios financieros y seguros y servicios sociales sin alojamiento.

Las bajas se habían producido en comercio y hostelería, así como en peluquerías y centros de belleza y en actividades profesionales científicas y técnicas.
Se consideran “altas” a las unidades legales que no tenían empleo al comienzo del trimestre, han contratado trabajadores y siguen con empleo al final del trimestre. Asimismo, se consideran “bajas” a las que registraban empleo al comienzo del trimestre pero que lo han perdido todo a lo largo del mismo. Los sucesos de alta y baja no significan que necesariamente la unidad legal se haya constituido o disuelto o haya estado involucrada en otro proceso como fusión, absorción, etc. En este sentido, el factor empleo es el determinante en la identificación del flujo.

En el caso de los autónomos, en ese trimestre permanecían en alta 10.678, con una tasa de crecimiento del 0,27% respecto al anterior periodo, ya que se han registrado 315 altas y 284 bajas. Entre el colectivo se registró una ligera caída en el comercio al por menor y dos bajas en fabricación de muebles pero hubo altas en la industria alimentaria, en construcción y hostelería, actividades que concentran un tercio del total de trabajadores por cuenta propia.

Los datos de facturación conjunto de 1.750 empresas que mueven mayor volumen económico en la provincia de Segovia se acercan en conjunto a los 3.500 millones de euros al año. Hay una decena de ellas que se sitúa en el tramo entre los 50 y los 100 o más millones de euros, otras cuarenta facturan entre 10 y 49 millones, y aproximadamente la misma cifra corresponde a las que facturan entre 5 y 10 millones. Se considera pequeña empresa cuando la facturación es inferior a los 10 millones de euros y mediana cuando llega hasta los 50 millones, sin superarlos.