‘Tamanka Teatro’ acaba de estrenar un espectáculo para bebés: ‘Pompitas’. / E.D.
‘Tamanka Teatro’ acaba de estrenar un espectáculo para bebés: ‘Pompitas’. / E.D.

Es licenciada en Comunicación. Y es educadora social. Pero en sus primeros recuerdos de infancia ya aparecía el teatro como protagonista. Por aquel entonces le parecía un juego: lo pasaba bien encima del escenario. Esto apenas ha cambiado. A Estíbaliz Delgado aún le gusta exprimir la parte lúdica de esta rama de la cultura: le permite jugar a ser otra persona. Y, sobre todo, le permite crear. Además de actuar, lo que más feliz le hace es generar los guiones de ‘Tamanka Teatro’, la compañía que fundó (junto a tres compañeros) hace ya 23 años (en 1998). Esto es “un placer” para ella. No solo porque disfruta inventando historias, sino porque esta es su forma de alimentar el alma.

No considera la actuación una vía de escape: “Es una conexión con un don que tengo desde pequeña”, explica. No necesita evadirse de su realidad. Cuando actúa, conecta con su esencia más profunda. También hace que el público reflexione o lo pase bien.

Es de la isla que (por desgracia) hace días que está en boca de todos: La Palma. No tiene origen, pero lleva paciendo en Segovia toda su vida. Fue aquí donde creó ‘Tamanka Teatro’. Lo hizo impulsada por su vocación y “la necesidad de compartir con otros la belleza de lo que hacen”, sostiene.

Su pasión por la cultura le viene de familia: su madre, su tío y su primo tienen dotes artísticas que, de forma aficionada, han desarrollado. Pese a ello, fue complicado contarles que quería dedicarse a esto. “Socialmente, muchas veces no se entiende que es un oficio tan digno como otro”, critica. Su trabajo (como el resto) requiere esfuerzo, profesionalidad y formación. Todavía hay quienes consideran que el arte es un oficio menor. No es así. Y ha quedado demostrado que la cultura es la ventana al mundo.

La naturaleza nos aquieta, nos serena, nos hace estar mejor con nosotros mismos y con los demás”, manifiesta. Desde hace más de 20 años, su compañía está especializada en hacer teatro en espacios naturales. Son conscientes de la necesidad de trabajar su responsabilidad con el medio ambiente. Desde sus propuestas, “reivindican y trabajan esta corresponsabilidad”.

También apuestan por hacer arte para familias. Su objetivo es que todo el que vea sus obras “reciba algo”. Acaban de estrenar un espectáculo para bebés: ‘Pompitas’. Delgado ha visto “caer” a muchos compañeros a lo largo de su carrera. Su proyecto sigue en pie. “Seguir aquí” le enorgullece. Y le impulsa a luchar por la permanencia.