Fachada de la Biblioteca Pública de Segovia. / NEREA LLORENTE

Durante el pasado fin de semana se produjeron fallos en el sistema de climatización de la Biblioteca Pública de Segovia, con la reproducción de parones en la calefacción que ya se habían ido registrando desde que comenzó la bajada más acusada de las temperaturas y que, aunque se solventaban, por las características propias del inmueble, hacían que el edificio no alcanzara la temperatura de confort necesaria. La situación hizo incluso que llegara a plantearse el cierre del centro si no se solucionaba el problema.

Ayer martes 29 de diciembre, el servicio técnico contratado realizó visita a la Biblioteca para la revisión de las calderas y constató que se encontraban en “perfecto estado“. Los empleados detectaron los fallos en una válvula externa a las calderas. Normalmente, las revisiones se realizan siempre en las calderas, razón por la que, probablemente, no se advirtió antes el origen de los problemas del sistema de climatización. Finalmente se comprobó que problema lo causaba la mala regulación de la válvula del gas y los técnicos solventaron el fallo.

Esta mañana se ha comprobado que no se han producido nuevos parones y que la calefacción ha funcionado durante toda la noche con normalidad. Si bien, la temperatura, aunque superior, no es todavía la deseada, se espera que el sábado, que es el próximo día de apertura, ya esté a un nivel de confort óptimo.

Desde el Servicio Territorial de Cultura y Turismo piden disculpas a usuarios y trabajadores y lamentan que se hayan producido estos fallos reiterados en la calefacción del centro hasta su solución.

Respecto a la empresa que presta el servicio técnico del sistema de climatización, desde el Servicio Territorial de Cultura y Turismo se tiene suscrito un contrato de mantenimiento de la instalación con una empresa cuya sede se encuentra en Madrid, pero que han sido capaces de subsanar de forma habitual los problemas surgidos por acceso remoto, e incluso con su propio equipo de forma presencial.