El viernes 7 de agosto tomaron posesión doce nuevos agentes de la Policía Local de Segovia. / E. A.
Publicidad

El Sindicato Profesional de Policías Municipales de Castilla y León, desde su delegación de Segovia, reitera en un comunicado que hubo temeridad en el servicio de seguridad del Ayuntamiento de Segovia ya que los doce nuevos agentes que tomaron posesión el viernes 7 de agosto prestaron servicio sin su arma reglamentaria.

“¿Qué harán estos policías el día que tengan que patrullar en moto si no se les ha dotado previamente del casco de protección? ¿Patrullar sin casco?”, se preguntan desde esta organización profesional que lamenta “el contenido y el tono” de las declaraciones que hizo en rueda de prensa la alcaldesa Clara Luquero el jueves de esta semana, cuando tachó las declaraciones sobre este asunto de “disparate” y acuso de manipulación “por unos y por otros”.

Para el citado sindicato lo que es un disparate “es obligar a prestar servicio” el sábado 8, en los turnos de mañana y tarde, el domingo 9, en los mismos turnos, y el lunes 10 por la mañana a esos policías incorporados a la Policía Local de Segovia sin arma reglamentaria, “y por lo tanto sin garantizar su seguridad, ni la de los ciudadanos”, según denuncia.

El sindicato profesional asegura que en ningún momento ha cuestionado el procedimiento administrativo para regular las licencias desde la Intervención de Armas de la Guardia Civil. En opinión de sus responsables, “hubiera sido tan sencillo como haber esperado a la dotación esencial para poner a trabajar a los policías”.

Por otra parte, sobre las retribuciones de los nuevos agentes por su trabajo en el periodo de prácticas, indican que también es “un disparate” que el expediente que reconoce ese salario esté aún sin finalizar cuando en el mes de octubre se cumplirá un año desde que comenzaron las prácticas desempeñando un servicio a la ciudad y supliendo en gran medida, dicen, la falta de efectivos.

“Viviendo todos esos meses con 730 euros de sueldo, habiendo trabajado en tres turnos de lunes a domingo , noches y festivos incluidos, nos parece un milagro”, afirman desde esta organización profesional.

En este sentido, consideran que ha sido un “disparate” no haber agilizado el expediente para aliviar “las precarias condiciones económicas con las que han tenido que subsistir”.

Otra de las críticas va dirigida a la negación del derecho de manutención y traslados a la anterior promoción de policías, “muchos de los cuales ya han huido de esta ciudad, al percibir cómo han sido tratados en este Ayuntamiento”.

Además, indican que no se han abonado todavía los trabajos de refuerzo realizados desde diciembre de 2019 porque los responsables municipales alegan “falta de provisión presupuestaria”.

“¿Qué clase de presupuestos no prevén la remuneración del trabajo de los empleados?”, se preguntan en este sindicato que recuerda todos los eventos que exigen refuerzo y que son de periodicidad anual.