12 1nerea WEB 1
El teniente coronel Cervera explica el funcionamiento del simulador de fuegos ‘Simaca’. / NEREA LLORENTE

El simulador de fuegos ‘Simaca’ de la Academia de Artillería, empleado para el adiestramiento de los usuarios sobre múltiples ejercicios de combate, cumple veinte años. Y desde la institución académica militar lo han querido celebrar con una jornada de puertas abiertas y una serie de visitas guiadas que sirven para poner en valor el simulador como herramienta esencial para la formación de los alumnos, así como su alta operatividad a la hora de practicar maniobras con todo tipo de munición y una total seguridad, mientras que se evitan unos excesivos costes.

Cuando los alumnos segovianos perdieron la oportunidad de hacer prácticas reales de tiro de fuego, la Academia vio una oportunidad en la informática para construir un simulador que permitiese al personal de la institución proseguir su aprendizaje y mejorar su estrategia militar. De esta forma, en 2001 este objetivo se hizo realidad con la inauguración de ‘Simaca’ -conocido anteriormente como simulador de Artillería de Campaña– a cargo del general jefe de Estado Mayor del Ejército, Alfonso Pardo de Santayana.

A raíz del paso de los años, la tecnología ha evolucionado y ha permitido implementar mejoras en esta herramienta primordial para la preparación del combate, cuya actualización ha sido desarrollada por la empresa española Tecnobit. En concreto, entre los años 2014 y 2017 “se llevó a cabo una remodelación casi completa y ahora seguimos año tras año agregándole más capacidades y renovándole el software y hardware, entre otras cosas”, aseguró el teniente coronel Cervera, que es a su vez jefe del Centro de Adiestramiento y Simulación. “Todo con el objetivo de ofrecer a nuestros alumnos el mejor simulador en el que puedan practicar”, añadió.

Tal fue su funcionalidad, que se han hecho versiones reducidas del ‘Simaca’ y se han repartido “a todas las unidades de artillería para que el personal puedan practicar también en sus acuartelamientos antes de venir aquí”, informó Cervera. En suma a ello, enunció que hacen uso del simulador tanto alumnos de la Academia segoviana como unidades de artillería de campaña del Ejército de Tierra, así como de Infantería de Marina o la Batería de Artillería de la Guardia Real.

Por ejemplo, “cada semana pasan por él entre 40 y 50 personas, es decir, lo que supone unos 1.100 usuarios en tan solo un año, haciendo un consumo de 40.000 disparos entre artillería de campaña y mortero”, detalló. “Disparos virtuales, gratuitos y sin implicar riesgos”, aclaró. Así, los alumnos practican apoyo aéreo, pero también respaldan el movimiento de las unidades de infantería y caballería.

Visitas guiadas

Además del ‘Simaca’, el Centro Artillero de Simulación (CAS) cuenta con otros tres simuladores para la instrucción y el adiestramiento: el del sistema de misil antiaéreo, el de cañón antiaéreo y el de artillería antiaérea. Unas dependencias que se han podido visitar en tres pases realizados durante el día de ayer en una actividad enmarcada dentro de las Jornadas de Ciencia en Segovia.