4 1nerea web 1
Los mercados navideños, como este de la Plaza Mayor de Segovia, son un reclamo tanto para los turistas como para la población local. / Nerea Llorente

Todo está dispuesto en Segovia desde el pasado viernes para que este largo puente festivo de la Constitución y de la Inmaculada contribuya a rematar, junto a la campaña navideña, un buen año para el sector turístico y especialmente para el de alojamientos turísticos y restauración, al menos en cuanto a actividad, ya que la rentabilidad se está viendo amenazada por el alza de los precios. La previsión es buena, incluso muy buena a juzgar por las manifestaciones de alguna responsable de las asociaciones que agrupan a las empresas del sector, pero otros empresarios miran al cielo con miedo, como el agricultor cuando se avecina una tormenta de pedrisco, por si las anunciadas lluvias generalizadas para la próxima semana pueden malograr un puente largo que se extiende hasta el domingo 11.

No hay cifras confirmadas de ocupación hotelera. El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Segovia, Miguel Merino, explicaba ayer que en los hoteles de la capital la previsión para ese sábado era de una ocupación del 85% “pero hasta las 18 horas del domingo (por hoy) no tendré la confirmación por parte de la empresa municipal de turismo”.

Al igual que las empresas del sector, Merino señala dos características que complican los pronósticos o estimaciones: “son muchos días y la previsión meteorológica da lluvia”. Coinciden igualmente en que las ya habituales reservas de última hora “se multiplican en un puente como este, incluso puede producirse mucha cancelación”.

Ambiente navideño

En cualquier caso, los visitantes están encontrando que la ciudad vive ya el ambiente navideño, después de que el viernes se inaugurase el alumbrado festivo, que además de 80 arcos distribuidos en calles comerciales incluye 6 photocalls y la Caja Mágica de la Plaza Mayor, con un nuevo montaje de luz y sonido.
También ha abierto el II Mercado de Navidad, en la Plaza Mayor, con 24 casetas de puestos con productos de esta temporada. Con un fin decorativo, se han instalado ocho cañones de nieve que periódicamente dispararán nieve artificial sobre las casetas con el fin de dar un toque más tradicional.

Además, funciona un trenecito con 54 plazas que realiza un recorrido circular por calles y plazas del centro histórico. Para hoy domingo está prevista también la apertura de una pista de patinaje, de aproximadamente 200 metros cuadrados, ubicada en Santa Columba, junto al Acueducto.
Turismo de Segovia oferta su programa de visitas guiadas y el edil puntualiza que de cara a la campaña navideña, con este puente festivo como prólogo, “se han estructurado los recursos”.

En cuanto al resto de la provincia, los principales municipios turísticos esperan recibir el ‘feed-back ‘, una respuesta adecuada, al esfuerzo de promoción realizado el mes pasado en la feria INTUR de Valladolid, donde el stand de Prodestur, el organismo de Turismo de la Diputación de Segovia, lanzó la propuesta ‘una provincia de cine’ y los ayuntamientos de Coca, Cuéllar, El Espinar, Martín Muñoz de Las Posadas, Riaza y Sepúlveda llevaron su oferta específica.

Son varias las localidades que han apostado por empezar este puente festivo a recrear ya el ambiente navideño, con mercadillos, y también se deja notar en eventos culturales como el espectáculo de circo infantil ‘Había una vez… Homenaje a los payasos de la tele, en Carbonero el Mayor, o una Gala de monólogos y magia, en Sepúlveda, ambos ayer sábado, o con el teatro infantil ‘Bichejos’, hoy domingo en El Espinar, dentro de las redes que cofinancia la Junta de Castilla y León.

Otros destinos

Desde la Asociación Turismo Rural y Activo de Segovia, su presidente, Gerardo Otero, sostenía ayer que el puente se esta presentando “flojo” para este sector, con una ocupación en alojamientos rurales “en torno al 45%, inferior a un fin de semana normal. Los viajeros se reparten más días pero la ocupación es menor”.

Entre los motivos que explican esta situación apunta que “son muchos días de ‘puente’, ya están abriendo algunas estaciones de esquí fuera de la provincia y también hay mucha oferta de turismo de ciudades, por las compras y actividades navideñas”. En definitiva, concluye que “un puente largo no es el más adecuado para el turismo rural, sobre todo en invierno”.

La percepción Jesús Castellanos, presidente do Hotuse (Hostelería y Turismo de Segovia), entidad heredera de la AIHS (agrupación industrial de hosteleros segovianos), la más veterana y numerosa de la provincia, es que el resultado económico del puente depende de la meteorología, sobre todo de la lluvia. “Segovia aguanta todo menos la lluvia”, afirma, y habla sobre todo del visitante de Madrid, “que supone el 80% en restaurantes, bares y cafeterías, así como en el comercio del centro”, que “se echa atrás si la previsión es de lluvias”, dice.

Más optimista se muestra Rocío Ruiz, presidenta de FESTUR, la otra organización de empresas del sector, que el viernes afirmaba que “las previsiones son muy buenas, por las reservas que tenemos en restaurantes y en los hoteles están contentos con las reservas, pero sobre todo en los dos fines de semana, con una estimación entre el 70% y el 80%, según los días pero en fin de semana casi completos”.

Ruiz se muestra confiada porque “hay ganas de disfrutar del ambiente navideño” después de dos años complicados por la pandemia, aunque reconoce que la lluvia puede frenar al turista de última hora, cada vez más habitual, e incluso motivar cancelaciones.

4 2 web
Las actividades de turismo de naturaleza están condicionadas por la meteorología. / ABANTOS SENDEROS DEL DURATÓN

Rentabilidad

Las asociaciones que agrupan en la provincia a las empresas de restaurantes llaman la atención sobre la elevada inflación de las materias primas, que prevén pueda agudizarse de cara a las navidades, y aseguran que no están repercutiendo, todavía, en sus clientes ni la mitad del encarecimiento de los precios.

Jesús Castellanos, presidente de Hotuse (Asociación de Empresarios de Alojamiento, Hostelería y Turismo de Segovia), asegura que las empresas de restauración segovianas no están repercutiendo todavía, al menos no en su totalidad, la subida de precios que se está produciendo sobre todo en productos como el cochinillo, el cordero y el pescado.

Eso sí, anuncia que, como presidente del colectivo, aconseja a los socios que a principios del año que viene revisen los precios de sus cartas “porque hay productos donde los precios han subido un 21% y nosotros hemos repercutido un 6%. No podemos continuar así, somos el único sector que no repercute de manera directa al cliente”.

De manera similar se pronuncia Rocío Ruiz, presidenta de FESTUR, quien explica que “las materias primas suben cada semana pero no podemos estar modificando constantemente los precios de la carta”. Comenta que algunos empresarios, y en productos típicos de los banquetes navideños, como el marisco o algunos pescados, sobre todo, “lo que están poniendo en la carta es ‘según mercado’ porque, al igual que ocurre con el cochinillo o el cordero, los precios están ya muy altos y la previsión es que suba más de cara a la Nochebuena”.

Para los responsables de los restaurantes segovianos es un problema “porque no pueden repercutir en menús cerrados como pueden ser los de Navidad” cuando los precios se elevan por encima de otros años.

“Venimos observando desde el verano que es verdad que en Segovia ciudad estamos trabajando mucho, que se puede ver alegría en sus calles y visitantes todos los fines de semana —en comparación con los dos años anteriores de pandemia— pero los beneficios, la rentabilidad de los negocios, son mucho más bajos que en años normales, por la fuerte inflación”, asegura la presidenta de FESTUR, entidad nacida este mismo año e integrada en la Federación Empresarial Segoviana (FES).