Bares Terrazas Coronavirus
La progresiva recuperación de la actividad en sectores como la hostelería ha hecho posible un repunte positivo en la reactivación del empleo en la provincia. / KAMARERO

El empleo en Segovia comienza a notar los positivos efectos de la relajación de las restricciones sanitarias fruto de la mejora de los datos epidemiológicos, así como de la conclusión del estado de Alarma. Así, el mes de mayo consolida la tendencia a la baja registrada en abril en la provincia, que vuelve a liderar la caída del desempleo en Castilla y León con 681 parados menos, que supone un descenso del 7,87 por ciento y que sitúa el número de desempleados en la provincia en 7.969.

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León cayó en 8.286 personas en mayo y la cifra de desempleados en la Comunidad se mantiene por debajo de la barrera de los 170.000 y se sitúa, en concreto, en 160.434, según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social recogidos por Europa Press. Hace un año la barrera del paro estaba en los 170.292.

En términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro cayó en mayo un 4,91 por ciento respecto a abril, cuando el pasado año subió un 2,37 por ciento (3.938 parados más), y anota el sexto mayor descenso del país. Por su parte, en el resto de España el paro bajó un 3,31 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país cayó en 129.378 hasta situarse en un total de 3,78 millones.

El paro cayó en mayo en comparación con abril en todas las provincias, con Segovia a la cabeza, seguida por Burgos (-6,21 por ciento, 1.411 desempleados menos), seguidas Zamora (-5,97 por ciento, 786 parados menos); Ávila (-5,46 por ciento, 724 parados menos); Valladolid (-4,95 por ciento, 1.821 parados menos); Soria (-4,56 por ciento, 209 desempleados menos); Salamanca (-4,17 por ciento, 1.083 parados menos); Palencia (-4,04 por ciento y 427 parados menos) y León (-3,46 por ciento, 1.144 desempleados menos).

En el balance interaunal, Segovia también lidera la caída del paro en Castilla y León, donde se ha experimentado una recuperación de 774 empleos con respecto a mayo de 2020, cifra que representa un descenso del 8,85 en los últimos doce meses. Tras Segovia, se sitúan Palencia (-7,77 por ciento y 855 parados menos) y Burgos (-7,74 por ciento y 1.786 desempleados menos), Zamora (-6,68 por ciento, -886); Salamanca (-6,50 por ciento, -1.732 desempleados); León (-5,65 por ciento, 1.909 parados menos); Soria (-3,93 por ciento, -179); Valladolid (-3,76 por ciento y 1.366 parados menos) y Ávila (-2,87 por ciento y 371 personas menos en las listas del desempleo).

Por sectores y sexo

Por sectores, el paro registrado en Segovia experimentó un fuerte descenso en todos, siendo servicios el que mayor número de empleos recuperó en mayo, que vio descender en 552 personas (-8,97%). Agricultura recuperó 51 trabajadores (-7,48%) e Industria un total de 37 (-6,49%) y la construcción vio descender un 4,56% el paro con 23 trabajadores menos. El menor descenso se registró en el colectivo sin empleo anterior, con el 2,42%

En las oficinas de empleo de Castilla y León la tendencia fue similar, con especial incidencia en servicios (-5.656) y agricultura (-1.033) seguidos de industria (-739); construcción (-451) y colectivo de sin empleo anterior (-407).

Las estadísticas señalan que en la actualidad, el número de parados extranjeros en la provincia asciende a 1.999, un 8,85% menos que en abril, aunque el balance interanual precisa que no hay todavía una recuperación efectiva en este colectivo, que ha perdido un 1,64% con respecto a mayo de 2020.

En cuanto a la situación por sexos, el paro se reparte entre 4.644 mujeres y 3.325 hombres, si bien en el tramo de edad más joven (menores de 25 años), los hombres desempleados superan mínimamente a las mujeres, con 386 varones frente a las 326 féminas.

Un prudente optimismo en la patronal segoviana

El tejido empresarial segoviano valora con prudente optimismo los datos del paro de mayo, que experimentan un significativo descenso que no dudan en calificar como “una buena noticia que da cuenta del inicio de un progresivo proceso de recuperación en un clima empresarial aún repleto de dificultades e incertidumbres”, según señala la Federación Empresarial Segoviana en una nota de prensa.

Así, el hecho de encadenar tres caídas del paro consecutivas en el primer semestre del año pone de manifiesto la tendencia positiva del mercado laboral, marcada en opinión de la patronal segoviana por “el alivio de las restricciones a la actividad económica establecidas tras la reciente finalización del estado de alarma con motivo del Covid-19”. Pese a ello, los empresarios no bajan la guardia, y constatan el deterioro evidente del mercado, “lo que obliga a mantener la prudencia, pues la evolución de la economía y el empleo se verá condicionada por la marcha de la pandemia”. Por ello, FES, junto a CEOE Castilla y León, considera necesario continuar estableciendo medidas vinculadas a un “claro y decidido incremento de la vacunación, elemento esencial en el que debe apoyarse toda recuperación económica y, paralelamente, adoptar medidas de apoyo y acompañamiento a las personas y empresas”.

Así, la Federación aplaude las nuevas ayudas directas para autónomos y empresas para reducir el impacto económico del Covid-19, “sin perjuicio de considerar que deberían haber incorporado un apoyo económico mucho más ambicioso”.