Avicola Velasco premio innovacion FES PICT0125
La provincia de Segovia es una de las que más producción de huevos tiene de Castilla y León. / KAMARERO

Los efectos que pueden conllevar los contagios de gripe aviar detectados en España tienen muy preocupados a las productores segovianos. Algunos países han decidido cerrar las fronteras a la entrada de alimentos procedentes de España e incluso exclusivamente de la provincia de Segovia. Ello puede ocasionar una crisis en el sector que conlleven importantes bajadas de precios y pérdida de rentabilidad de su actividad.

Aunque el sector venía de un ciclo positivo con cotizaciones superiores a las de un año antes (el de la pandemia), el comienzo del nuevo ejercicio ya viene aparejado con caídas de precios que afectan tanto a la carne de pollo como al de los huevos.

Desde una de la principales empresas segovianas del sector, Avícola Velasco, que produce 50.000 docenas de huevos diarias, su director general asegura que su principal mercado está en España, donde genera el 98% de sus ventas. Pero no es ajeno a la preocupación general del sector. “Ya nos han puesto limitaciones algunos países como Rusia, Israel, Filipinas o Japón”, advierte Jesús Velasco. Particularmente a ellos sólo les ha ocasionado la anulación del envío de dos traillers que iban a destinarse a Israel. “Se ha parado de repente”, reconoce.

“Hay que hacer cuarentenas en muchas zonas y eso obliga a bloquear muchas ventas”

El escenario ahora no se presenta muy claro. “Hay que hacer cuarentenas en muchas zonas y eso obliga a bloquear muchas ventas”, aseguran desde las granjas dedicadas a la producción de carne de pollo que se encuentran próximas a la zona afectada por el brote de gripe aviar detectado la semana pasada en Fuenterrebollo. Además hay que esperar 28 días sin que aparezcan casos positivo para que se levanten las restricciones implantadas como prevención.

El coordinador de la Unión de Campesinos de Segovia (Uccl), Alfonso Pescador, reconoce que existe preocupación entre los productores. “Es lógico que estén preocupados porque aunque se toman todas la preocupaciones, y no se sabe cómo va a evolucionar esto”, asegura. “Los ganaderos aplican los protocolos que marcan las autoridades ganaderas y sanitarias, pero la alarma que se genera en la sociedad es inevitable, aunque se sabe que esta enfermedad no se traspasa a los humanos”.

«La Unión Europea decide sobre países enteros y no distingue provincias»

A su juicio, cosa muy distinta es el cierre de fronteras que se aplica desde algunos países y que, en muchos casos, obedece a cuestiones políticas. Se aprovecha para actuar sobre los mercados. “No debería afectar a los países, pues se tendría que hacer control sólo sobre una zona concreta donde se detecte un contagio, pero la Unión Europea decide sobre países enteros y no distingue provincias”.

Tal como señala Jesús Velasco, algunos países han impuesto unilateralmente limitaciones a las compras en la provincia de Segovia, cuando la granja afectada por el brote está más cerca de Valladolid, por ejemplo, que muchas explotaciones avícolas del extrarradio de Segovia. En todo caso, Velasco confía en que no aparezcan más casos de contagios y se “arregle enseguida”.

La Consejería de Agricultura y Ganadería confirmó este martes que no se ha detectado ningún nuevo contagio en explotaciones ganaderas de intensivo, desde que hace una semana se detectara el primero de España en una granja doméstica, una explotación de pavos de engorde de Fuenterrebollo, cuyos animales, 18.900, fueron sacrificados y destruidos en un digestor especializado. La nave permanecerá vaciada y saneada durante al menos un mes. Las mismas fuentes indicaron que continúan con la investigación para determinar cómo pudieron contagiarse los animales de esta explotación donde los pavos supuestamente están aislados del exterior.

Segovia es la tercera provincia de Castilla y León con más cabaña avícola, sólo detrás de León y Valladolid. Alberga unos siete millones de animales, entre gallinas ponedoras, pollos broillers y palmípedas como ocas.

También es muy importante la actividad económica de la provincia en cuanto a sacrificio de animales, con algunos de los mataderos más importantes, sobre todo el que Uvesa tiene en la localidad de Cuéllar. Esta empresa además cuenta con granjas de producción por toda España donde trabaja en modo de integración.

Explotación avícola de Fuenterrebollo. / KAMARERO
Explotación avícola de Fuenterrebollo. / KAMARERO

La patronal apela a su capacidad para hacer frente a los contagios

Aunque se ha detectado en Segovia el primer caso doméstico de contagio por gripe aviar de toda España, la patronal del sector, representada por Avianza (Asociación Interprofesional de Carne Avícola), asegura que las empresas “están preparadas para responder de forma rápida y coordinada con las autoridades para acotar su incidencia y repercusiones”.

Este primer foco en animales de corral se produjo después de que se anotaran contagios en animales salvajes de Ávila, donde tres gansos y una garza fallecieron por esta causa, posteriormente también se encontró en la laguna de la Nave de Fuentes (Palencia) una cigüeña muerta. A nivel nacional, el primer foco se detectó en Lérida.

Las mismas fuentes recalcan que en la última semana no se han declarado nuevos brotes y que se han aplicado las cuarentenas y los saneamientos previstos ante un problema como éste.

Todos estos casos León plantean un incierto escenario para los productores, tanto para los que exportan fuera de España, como para los que tienen como destino el mercado interno.
Países cercanos como Portugal y Francia también están sufriendo brotes de gripe aviar.  En el país galo se han sacrificado más de 2,5 millones de aves. Y están planteando la posibilidad de usar vacunas. Esta idea ya se manejó cuando apareció la peste porcina en España, pero se consiguió erradicarla sin recurrir a ellas.

A la preocupación que tiene el sector sobre su repercusión en los mercados se une el aumento de los costes que han surgido en los últimos meses con el encarecimiento de los inputs. Los gastos de explotación en los últimos meses se han disparado, con el ascenso de la factura eléctrica, el pienso y el gas.

El Ministerio de Agricultura había declarado el alto riesgo de ‘influenza’ aviar en España el pasado diciembre, a la vista de la evolución en los países vecinos. En los tres últimos meses de 2021, Europa registró 867 focos de gripe aviar de alta patogenicidad y millones de aves se han visto afectadas, según los datos publicados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

Italia era el país que más problemas estaba teniendo en las granjas, pero en las últimas semanas Francia también está viviendo un incremento de casos, con 151 criaderos afectados, de los cuales dos tercios están en las Landas, en el sur del país, muy cerca de la frontera con España. “Nos temíamos que llegaría”, reconoce Natalia Majó, directora del programa de Sanidad Animal en el Centro de Investigación en Sanidad Animal (IRTA-CReSA), aunque matiza: “Lo que se debe poner en valor es que el virus no ha entrado antes en las granjas españolas. Llevamos desde finales de verano con casos en aves migratorias en la Unión Europea y aquí no había ningún caso”. Porque, atendiendo a la alta densidad de granjas que existen, el caso registrado apenas es representativo, dice. “La bioseguridad es buena, aunque a veces el virus se puede escapar y los pavos, junto con la gallina y el pollo, son altamente susceptibles”. El caso de Francia es diferente porque en la zona afectada existe una alta densidad en la cría de patos y ocas, que no siempre presentan síntomas, lo que dificulta el control.

Los pavos se muestran más sensibles a la gripe aviar que otras especies. / F.D.
Los pavos se muestran más sensibles a la gripe aviar que otras especies. / F.D.

Piden cambios en la aplicación de la cobertura territorial de los seguros de Enesa

La organización agraria UPA ha pedido a la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa) que deje sin efecto la cláusula por la que suspende para todo el ámbito geográfico de Castilla y León la contratación del seguro que garantiza la indemnización de los efectos de la influenza aviar en explotaciones avícolas desde el inicio oficial de la enfermedad que se detectó la pasada semana en una explotación de la provincia de Segovia.

Esta norma prohíbe asegurar en caso de aparición de Influenza aviar hasta transcurridos 42 días desde la declaración oficial del último foco a cualquier explotación aviar de Castilla y León.

Para UPA, esta medida de salvaguarda puede ser útil en comunidades autónomas uniprovinciales pero resulta “ilógica y poco rigurosa” que se aplique en Castilla y León al impedir que explotaciones ganaderas muy alejadas de los focos detectados puedan contratar esta garantía contra la gripe aviar.

Se da el caso que por ejemplo una explotación de Burgos o León, a más de 200 kilómetros del foco de Segovia, no pueda asegurarse, y sin embargo una explotación en la Comunidad de Madrid sí pueda hacerlo a pesar de estar a una distancia mucho menor.

Por este motivo, UPA remitió un escrito a Enesa y además una carta a la Comisión de Seguros de la Junta de Castilla y León, donde están representadas las opas y la propia Administración regional, donde propone un cambio en el criterio de la referencia autonómica por otro que tenga en cuenta el riesgo real del foco y distancias objetivas del mismo, independientemente de las comunidades autónomas a que afecte.

La organización espera que se tenga en cuenta la petición, puesto que “no parece lógico que no se permita asegurar a ganaderos por el mero hecho de pertenecer a un determinado ámbito geográfico cuando de lo que hablamos es de minimizar el riesgo”.