El pregón rindió tributo al expresidente de la Asociación de Vecinos ‘Justo y Pastor’. / Rocío Pardos
Publicidad

Las Fiestas Patronales del barrio de El Salvador dieron el pistoletazo de salida ayer con los sonidos de las dulzainas y tamboriles que avisaban del gran pregón preparado. Un acto que sirvió de homenaje a Tiburcio de Lucas Sanz, presidente de la Asociación de Vecinos ‘Justo y Pastor’ –que organiza estas fiestas– desde 1997 hasta 2019 y tristemente fallecido en febrero de este año.

Los pregoneros fueron Evaristo Galán Borregón y José María Martín Sánchez, expresidentes de la asociación de vecinos y estuvieron acompañados de diversas actuaciones musicales para recordar el empeño y la trayectoria de Tiburcio por el fomento de la cultura en el barrio. La noche finalizó con las actuaciones de Danzart y la Escuela de Danza Ociobaile, con diversos estilos y bailes.

Las actividades continúan hoy y se extienden hasta el domingo. La mañana comienza con una revolada por las calles del barrio, al son de las dulzainas y los tamboriles. En la plaza, a las 11.00 horas, se desarrolla el concurso de dibujos para niños. También por la mañana, la cuentacuentos María del Pilar Martín San Félix, escritora de literatura infantil natural del barrio, narrará varios cuentos a niños y acompañantes, a partir de las 11.30 horas. Una gran paella popular en la plaza servirá para coger fuerzas a las 14.30 horas. El campeonato de rana para adultos abre la programación de la tarde del sábado, a las 20.00 horas en la plaza, para cerrar el día a ritmo del Caribe con ‘Bolango Boy’, a las 22.00 horas.

Mañana domingo tendrá lugar la misa solemne en la iglesia parroquial, a las 12.30 horas, para continuar con el refresco ofrecido por la Asociación de Vecinos en la plaza del barrio. El punto final lo pondrá el ‘chocolate solidario’, en el que por el módico precio de un euro, destinado en beneficio de la Fundación Proclade (Promoción Claretiana de Desarrollo), se podrá degustar un exquisito chocolate con churros.