Exterior del edificio CIDE esta misma semana. / Kamarero
Publicidad

El retraso en la ejecución de las obras de finalización del edificio CIDE (Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial) le costará a Rogasa, la empresa adjudicataria, más de 300.000 euros, según se desprende de las declaraciones del concejal de Desarrollo Económico y Empleo, Jesús García Zamora.

En este sentido, el también portavoz socialista en el Ayuntamiento de Segovia ha explicado que las obras tenían que haber finalizado el 9 de enero y el tiempo de demora se extiende hasta el pasado viernes, día 17, un total de 175 días. El expediente de penalidades abierto a esta empresa establece que tendrá que pagar 1.800 euros por cada día de retraso, aunque hay que restar dos semanas por el tiempo de inactividad decretado por el Gobierno de España durante el estado de alarma.

García Zamora ha añadido que hay otras penalizaciones ya tasadas, aunque no ha especificado su cuantía. El contrato con la adjudicataria señala que la demora en la ejecución puede penalizarse a razón de 0,60 euros por cada 1.000 euros del precio del contrato (IVA excluido). Además contempla penalidades a la adjudicataria en función de incumplimientos del contrato, que pueden ser leves, graves o muy graves.

Como informó ayer El Adelantado, el Ayuntamiento no ha recibido el edificio CIDE ni ha recepcionado las obras porque técnicos municipales y la dirección facultativa de las mismas señalan incumplimiento del contrato, al apreciar defectos y carencias que Rogasa tendrá que subsanar en un plazo de dos meses que vence el 18 de septiembre.