El reto demográfico, objetivo del Plan Territorial de Fomento del Este de Segovia

La mesa de trabajo se constituirá en el mes de octubre, con el objetivo de aumentar la industrialización y fijar población en la provincia

La consejera de Empleo, Industria y Comercio, Ana Carlota Amigo, asistió ayer a un encuentro con la comisión de Industria y el presidente de la Federación Empresarial Segoviana (FES). / ICAL
La consejera de Empleo, Industria y Comercio, Ana Carlota Amigo, asistió ayer a un encuentro con la comisión de Industria y el presidente de la Federación Empresarial Segoviana (FES). / ICAL

El Plan de Fomento Territorial del Este de Segovia arrancará el próximo mes de octubre con el objetivo de aumentar la industrialización del territorio y mantener la que ya existe y, con ello, combatir la despoblación de la provincia. Así lo anunció ayer la consejera de Empleo, Industria y Comercio, Ana Carlota Amigo, tras asistir a un encuentro con la comisión de Industria de la Federación Empresarial Segoviana (FES).

La falta de industrialización y la despoblación del Este de Segovia convierten a la zona en el objetivo del Plan, al cumplir con sus principales requisitos. Pese a ello, Amigo subrayó el compromiso del Gobierno regional y aseguró que no se dejará de lado a la capital ni al resto de la provincia, donde la Junta “ayudará con sus instrumentos a la instalación de empresas”. A través de este plan, pretenden que se instale más industria “especialmente en el mundo rural y en zonas que se sabe que si esta se incrementa, se generará empleo, riqueza y se asentará población”.

Aunque la fecha de inicio estaba fijada para septiembre, esta se ha pospuesto debido al retraso en la finalización del proyecto industrial de Medina del Campo (Valladolid), que concluirá esta semana. “Hay ejemplos en otras provincias en la que se ha facilitado un plan de Fomento y se ha instalado suelo industrial”, lo que supone la atracción de empresas, explicó Amigo.

Durante el encuentro, el presidente de FES, Andrés Ortega, y el resto de empresarios trasladaron a la consejera sus quejas, siendo las principales la necesidad de que mejore la potencia de la energía, así como que se faciliten los trámites administrativos, lo que fomentaría la permanencia de las industrias y, sobre todo, el que consideran un recurso fundamental: que haya suelo industrial en la provincia. Aunque la Junta aprobó a finales del pasado año una Ley de reducción de las cargas administrativas, los empresarios sostienen que aún “es muy largo el tiempo en el que una empresa quiere instalarse”, de acuerdo con Amigo.

En octubre, la consejera presentará, junto con el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández, las propuestas que surjan de la primera reunión del grupo de trabajo, que quedará conformado por Amigo, los representantes del diálogo social, que engloban a la comisión de Industria creada por FES y al presidente de la entidad, CCOO y UGT, la Diputación y los correspondientes ayuntamientos que estén dentro del ámbito territorial del Plan. Estas entidades serán las encargadas de decidir qué zona abarcará el plan, siempre que estas cumplan los requisitos. Desde FES inciden en la importancia de “aprovechar esos recursos públicos para afianzar la creación de industria en el territorio y diversificar el tejido empresarial”.

Plan de promoción industrial

El Plan de Fomento Territorial del Este de Segovia no es el único que pondrá en marcha el Gobierno regional. Antes de que finalice el año, la Junta aprobará y presentará el II Plan de Promoción Industrial de Castilla y León, en el que ya están trabajando, con la celebración de diferentes mesas en las que los empresarios han transmitido a la consejería de Empleo sus quejas, sugerencias y propuestas, con el propósito de conseguir una mayor industrialización de Castilla y León, facilitar suelo a las empresas y mejorar la gestión y la agilización de los trámites administrativos.

Esto, en palabras de Amigo, supone “poner una alfombra roja a toda aquella industria que quiera ampliar, mantenerse o venir a la Comunidad”. Los objetivos se marcarán, tal y como señaló, para los próximos cinco años, cuando esperan llevar a cabo el II Plan de Fomento Territorial.

En este proyecto habrá alternativas a los planes territoriales de Fomento dirigidos a una zona concreta de una provincia que cumpla unos requisitos: haber perdido más de 500 empleos, estar desindustrializada y que, por tanto, sea necesario potenciar la recuperación para atraer población. Estos territorios son, en su mayoría, de ámbito rural, según Amigo.

El I Plan Industrial, cuya memoria se presentará en las Cortes la próxima semana, tenía entre sus objetivos invertir 600 millones de euros y finalmente se han invertido 900 millones. “Se han superado con creces los recursos presupuestados”, señaló la consejera, quien también manifestó que, con un 18,5%, se han quedado “muy cerca” de la previsión marcada para el dato del valor añadido industrial, de más de un 20%.