En febrero de 2014, el Conservatorio Profesional de Música cedió sus instalaciones para una empresa cultural heroica, a la que cerca de un centenar de músicos segovianos se entregaron durante 24 horas. El objetivo, la grabación ininterrumpida durante 24 horas de un disco con 18 canciones de otros tantos grupos segovianos en homenaje a Antonio Machado para conmemorar el 75 aniversario de su fallecimiento, en el que recrearon algunas de sus poesías más conocidas. El esfuerzo tuvo premio y el Libro Guinness de los récords le reconoce desde entonces como la grabación de estudio continuada más larga de la historia, lo que daba a este disco una singularidad añadida.

“Pensábamos que lo más difícil era grabar el disco, pero no pensábamos que iba a ser publicarlo”, reconoce Daniel  Nuñez Gila, productor musical que junto a Borja Bermúdez-Cañete fueron los muñidores de este proyecto, que por fin ve la luz tras superar el intrincado proceso burocrático de derechos de autor que ha hecho imposible su publicación hasta la fecha.

El Bar Santana albergó ayer la presentación del trabajo discográfico, en el que los representantes de las bandas participantes  -algunas ya desaparecidas o reconvertidas en otras- tuvieron la oportunidad de tener por primera vez en sus manos el disco y evocar las anécdotas de lo que fue una maratoniana jornada de grabación.

Para Núñez, este proceso ha sido “largo y complicado, pero nos ha servido como aprendizaje, ya que el objetivo final era poner en la calle el fruto de nuestro trabajo como obra cultural que es, y que tiene a Machado como referencia argumental”.

Así, el principal escollo fue el desencuentro con los herederos del autor de ‘Campos de Castilla’, que se descolgaron con una petición económica “inasumible” para el colectivo, ya que un cambio en la legislación prolongaba cinco años el usufructo de sus derechos, que quedaron libres en 2019. Después, la llegada de la pandemia supuso un nuevo retraso en la presentación, hasta que ya este año ha podido realizarse con todos los pronunciamientos favorables.

La organización ha realizado una primera tirada de 1.000 ejemplares, a la espera de concretar con la compañía discográfica los canales de distribución, aunque ya está disponible en plataformas digitales como Spotify.