Publicidad

Aniceto Núñez Mañas, cantante y ‘showman’ conocido en toda Segovia por sus peculiares interpretaciones de rancheras y música melódica sonríe feliz y aliviado. En su bolsillo, un décimo con el número 54.527 le hace afortunado poseedor de un premio de 6.000 euros correspondiente al quinto premio del Sorteo Extraordinario de Navidad de la Lotería Nacional, siendo uno de los casi dos mil segovianos que disfrutan de este premio, vendido íntegramente en la capital segoviana.

La Lotería de Navidad ha dejado este año un ‘aguinaldo’ en Segovia de 10,2 millones de euros, correspondientes a las 170 series del número antes citado, vendido íntegramente en la administración número 4, ubicada en el corazón de la calle José Zorrilla y regentada por Blanca Peramos, una veterana lotera que ayer no podía ocultar su felicidad al ser el vehículo de la llegada de la fortuna a una provincia que, con este premio, recupera más de la mitad de la consignación jugada en este sorteo que supera los 19 millones de euros.

En torno a las 11,20 horas de ayer, los niños de San Ildefonso coreaban el número y el premio en el salón de sorteos de la SELAE, justo en el momento en el que la lotera se preparaba “para ir a misa” acompañada de su hija y sus nietos. “Me han llamado para decirme que había vendido íntegramente este quinto premio, y me he llevado una gran alegría, porque era el número preferido de mi marido”, explicó Peramos con la emoción en su rostro al recordar a su difunto esposo.

La lotera señaló que no se ha devuelto ni un solo décimo del número premiado, que ha resultado “repartidísimo”, ya que además de las ventas en ventanilla, era un número que contaba con varios abonados que lo jugaban desde hace muchos años.  Por ello, su satisfacción era más que evidente, muy superior a la del pasado año, donde su administración también vendió algún décimo de otro quinto premio.

El delegado de SELAE en Segovia, Luis López Caniego,  se acercó hasta la administración premiada para cumplir con el protocolo de  señalizar la fortuna del establecimiento con carteles para que los medios de comunicación pudieran obtener imágenes  que simbolicen la alegría que conlleva un premio de importancia en la lotería navideña. Sin ir más lejos, y a escasos cincuenta metros de la administración, los propietarios y los clientes del bar ‘La Clave’ comenzaban a descorchar el cava para celebrar el premio, ya que este establecimiento vendió varias series del quinto premio, adquirido allí.

A apenas un kilómetro de distancia, y en el barrio de Santa Teresa-Puente de Hierro, otro bar celebraba su suerte. El ‘New Chaplin’, frente a la estación de ferrocarril se llenaba de clientes y amigos que felicitaban y se felicitaban por un premio que ha repartido algo más de un millón de euros entre los habituales del establecimiento. Ángel Arranz, responsable del bar, señaló que el  54.527 es el número que vienen jugando desde hace treinta años, cuando su padre tenía el bar ‘El Talgo’; y esta es la primera vez que obtienen un premio de relevancia .

Vendido décimo a décimo, el número ha sido principalmente repartido entre clientes y vecinos de la zona,  que en algunos casos apuraron hasta la víspera del sorteo para hacer efectiva la compra del boleto ahora premiado. Entre los agraciados, el popular Aniceto, que reconoció que el premio le viene bien porque “estoy jodío de dinero” y lo celebró con su particular versión en inglés del villancico ‘feliz navidad’ que popularizara Boney M en la década de los 80 del pasado siglo.

La alegría del premio no salió del alfoz y recaló de forma especial en la residencia geriátrica San Fernando en La Granja de San Ildefonso, donde desde hace tres años se viene confiando en este número para el sorteo navideño. Los 118 residentes en este complejo, así como 54 de los 56 trabajadores se repartieron 4,5 millones de euros en los décimos y participaciones de 10 euros realizadas a tal fin, que en algunos casos también se han extendido a familiares y amigos que han compartido su fortuna.

María José, recepcionista de la residencia y encargada de la venta de boletos y décimos desde su lugar en la recepción asegura que la noticia cayó en la residencia  “como una bomba” y señaló que tanto trabajadores como residentes “estamos saltando de alegría”. Así, señaló que todos en la residencia cuentan con un décimo o una participación como mínimo, e incluso hay algunos que tienen dos o tres décimos o participaciones,  que aumentan no sólo la cuantía del premio sino la alegría de sus afortunados poseedores.

“Llevamos ya tiempo jugando con el mismo número y el hecho de que le haya tocado a todo el mundo no se puede pedir más”, asegura la empleada, que valora el premio como “una paga extra que nos viene muy bien”.

Cuéllar se asoma a la suerte con un décimo de uno de los quintos premiossociedad

“En Cuéllar se juega a la lotería”. Mercedes Senovilla,  responsable de la administración número 2 de la villa situada en la Plaza de los Coches ratifica la afición de los cuellaranos por los sorteos de la SELAE, que han dejado algún que otro importante premio en su establecimiento. Ayer, el sorteo de navidad también quiso dejar un pequeño pellizco de uno de los premios importantes, y un décimo del número 6.293 metió 6.000 euros en la cuenta bancaria de su poseedor.

Senovilla explicó que el boleto premiado fue validado a través del terminal de venta de la administración, y aseguró desconocer la identidad del premiado, al que trasladó públicamente su enhorabuena por el premio; informa Chantal Núñez. Además, expresó su satisfacción por seguir atrayendo la fortuna, y señaló que se han repartido también premios menores del sorteo de Navidad en forma de pedreas y terminaciones. La administradora no pierde la esperanza de que el Sorteo Extraordinario del Niño del 6 de enero traiga el ‘Gordo’ a la villa ya que este premio “ha sido de paso”.