9 1nerea WEB 3
Miles de segovianos han pasado por el pabellón Pedro Delgado para recibir la vacuna anticovid. / NEREA LLORENTE

Los equipos de vacunación frente al Covid-19 cerrarán y abandonarán las consultas instaladas en el pabellón deportivo municipal Pedro Delgado el próximo día 1 de octubre, después de más de siete meses desarrollando allí una intensa campaña de protección de los ciudadanos de la capital y de parte de la provincia.

El pabellón se estrenó como punto fijo de administración de vacunas el día 17 de febrero, con la perspectiva de que mantuviera este uso durante tres meses, un periodo que después se ha ido alargando a la vez que la estrategia de vacunación nacional iba incorporando nuevos grupos de destinatarios.

Ante la mejora de la situación sanitaria, la cobertura alcanzada en el proceso de inmunización y el hecho de que ya no se hacen grandes llamamientos masivos para recibir las dosis frente al Covid19, la Gerencia de Asistencia Sanitaria está reordenando la actividad pendiente.  En estos momentos se sigue vacunando en los puntos fijos a los adolescentes según van cumpliendo 12 años, a los jóvenes pendientes de la segunda dosis y a las personas que no han podido recibir la vacuna por haber tenido recientemente la infección.

La Gerencia de Asistencia Sanitaria confirma que el día 1 de octubre ya no se vacunará en el ‘Pedro Delgado’ pero precisa que seguirá haciendo en los puntos fijos habilitados en los centros de Cantalejo y Cuéllar. Uno de los planes que manejan las autoridades sanitarias es que los centros de salud de la provincia terminen asumiendo la vacunación anticovid pendiente y en la capital establecer una nueva sede como punto de referencia para concentrar la actividad. Según ha podido saber esta redacción las características e idoneidad de varias instalaciones están siendo estudiadas pero la Gerencia no ha comunicado su decisión.

La campaña en el ‘Pedro Delgado’ comenzó citando a las personas con gran dependencia y los ancianos, después a profesionales  de colectivos con una función esencial para la sociedad, y fue extendiéndose a la población general con llamamientos masivos por franjas de edad hasta llegar a los adolescentes de 12 años.