estacion Tren Renfe Terrenos Nueva Estacion Autobuses KAM5082
El proyecto para la estación de autobuses en los terrenos de la del ferrocarril no cuenta con el apoyo del pleno municipal. / KAMARERO

El pacto de Gobierno entre el PSOE e IU en el Ayuntamiento de Segovia mostró una nueva grieta, originada por la moción presentada en el pleno de ayer por el Partido Popular en defensa de la actual ubicación de la estación de autobuses frente a la intención del PSOE de construir esa infraestructura en los terrenos de la actual estación de ferrocarril, para lo cual ya ha avanzado trámites y negociación con la Junta de Castilla y León para la financiación del proyecto, así como con ADIF para la cesión de la superficie que está ubicada en el ‘fondo de saco’ de la sede ferroviaria situada en el paseo Ezequiel González, muy próxima al cuartel de la comandancia de la Guardia Civil.

La moción fue aprobada con los votos favorables de PP, Ciudadanos y Podemos, y la abstención de los concejales de IU, que dejaron solo al PSOE en la defensa de un proyecto que, tal y como se desarrolló el debate, dista mucho de conseguir el consenso que lo haga posible.

Los grupos políticos, a excepción del socialista, dejaron clara su postura favorable a mantener la actual ubicación de la estación y mejorar sus actuales infraestructuras y servicios, tal y como planteaba la moción del grupo Popular. Su portavoz, Pablo Pérez Coronado, señaló que la construcción de la nueva estación en los terrenos de la del ferrocarril lleva aparejada la posibilidad real de desmantelar esta infraestructura, poniendo en riesgo la posibilidad de mantener un nudo de comunicaciones “que puede resultar vital para el desarrollo de la ciudad”.

Así, señaló que la zona en la que se pretende construir la nueva estación es necesaria para hacer factible la llegada de trenes turísticos o de mercancías a través del cambio de vías en aquellos que no cuentan con doble cabina, por lo que su eliminación haría “perder capacidades” a la estación ferroviaria.

Pérez rebatió también el argumento del equipo de Gobierno sobre la complejidad urbanística a la hora del posible adecuación de la actual estación de autobuses, y señaló que su ubicación está “en un lugar óptimo” tanto por su proximidad al centro de la ciudad como por su accesibilidad a distintos servicios.

Parar el balón

Los populares contaron con el apoyo de Podemos-Equo, cuyo portavoz Guillermo San Juan criticó la “unilateralidad” de este proyecto, que se ha gestado sin el necesario consenso, y empleó un símil deportivo para invitar a la alcaldesa a “parar el balón” para reformular un proyecto que consiga que la actual estación se adecúe a las necesidades de la ciudad.

La sintonía con el PP llevó a los populares a incluir en la moción la propuesta de Podemos para solicitar la creación de una mesa de trabajo para estudiar “todas las posibilidades de mejora” de la estación sobre la base de la documentación ya existente.

En el mismo sentido, IU también mostró su opinión favorable al mantenimiento de la estación de autobuses, y su portavoz Ángel Galindo señaló que en la mesa de diálogo no sólo hay que incluir las mejoras en las instalaciones, sino en los servicios que presta la red metropolitana de transporte en la provincia.

La parte técnica de la defensa del proyecto de la nueva estación corrió a cargo de la concejala de Urbanismo Clara Martín, que pidió a los concejales que analicen esta propuesta “con visión de futuro, y en función de las necesidades de la ciudad”, y aseguró que la moción del grupo Popular está basada en “información parcial y errónea”, ya que no es intención del equipo de Gobierno desmantelar la estación de ferrocarril”.

Pero fue la alcaldesa Clara Luquero quien puso sobre la mesa el estado de la cuestión y recordó que desde el año 2007 se viene trabajando por poner en marcha esta infraestructura, consiguiendo el compromiso de la Junta de Castilla y León para poner sobre la mesa la financiación necesaria para su construcción. También señaló que de manera paralela se han mantenido contactos con ADIF para conseguir la cesión de esos terrenos tras los informes técnicos que consideraban la mejor ubicación para esta infraestructura en la estación de ferrocarril.

De esta manera, Luquero aseguró que “tenemos el compromiso de la Junta de Castilla y León para la financiación y el de ADIF para ceder los terrenos, pero ahora no tenemos la mayoría de este pleno”, y señaló la posibilidad de apoyar la creación de la mesa de trabajo “siempre y cuando no cierre posibilidades y se centre únicamente en la actual ubicación de la estación de autobuses”.