La alcaldesa, Clara Luquero, y el portavoz municipal, Jesús García, durante la sesión. / Nerea Llorente
Publicidad

Ni acuerdo conjunto, ni rodillo de la izquierda. La aprobación en la sesión plenaria de este viernes de la moción presentada por el grupo popular para crear una mesa de trabajo que elabore un proyecto para seducir al Ministerio de Defensa y permitir a Segovia aspirar a acoger el futuro Centro Logístico del Ejército de Tierra evidenció la soledad de los socialistas en su estrategia para encarar este reto.

Los de Luquero fueron los únicos que se opusieron a una propuesta que salió adelante gracias a los votos de los concejales de Partido Popular, Ciudadanos y, de manera inesperada, Podemos-Equo. Los dos ediles del grupo municipal de Izquierda Unida decidieron abstenerse en una votación en la que la falta de acuerdo y la posición contraria del PSOE permiten a los populares capitalizar el impulso que desde la Corporación se quiere dar a la lucha por el Centro Logístico.

Y todo pese a que el intenso debate de la moción parecía conducir a un acuerdo de todo el pleno, en una defensa conjunta de las aspiraciones de la ciudad para con la futura infraestructura militar. Una infraestructura que, además, hace peligrar la continuidad del PCMASA 2 (Base Mixta) y sus 200 puestos de trabajo en Segovia; en una suerte de ‘todo o nada’, según parece estar diseñado el Plan de Concentración de Órganos Logísticos Centrales del Ejército (COLCE).

Los populares, sin la certeza de poder sacar adelante su propuesta, se mostraron abiertos a introducir todo tipo de modificaciones a un texto que inicialmente solo planteaba un acuerdo: “Crear una mesa de trabajo para elaborar un proyecto para que Segovia albergue el Centro Logístico del Ejército de Tierra, en la que estén representados tanto los grupos políticos como los técnicos, instituciones y organismos que se consideren necesarios”.

El portavoz del grupo socialista, Jesús García Zamora, comprometió el apoyo del PSOE a la moción a que se introdujesen como acuerdos: la solidaridad y defensa del Ayuntamiento de los trabajadores de la base y de sus puestos de trabajo; la exigencia al Ministerio de Defensa de la permanencia de, al menos, el actual número de puestos de trabajo del PCMASA 2; y la puntualización de que “ha de ser la alcaldesa quien recabe de la Administración de Defensa la información de los planes que se tienen para la Base Mixta y de que, en caso de poner en marcha ese plan de concentración, Segovia no pueda ser perjudicada y se ofrezca a buscar las posibilidades para instalar esas instalaciones en el término municipal”. La línea roja, eso sí, la mantuvieron los socialistas en la negativa a constituir una mesa de trabajo de los grupos para tal fin.

“Si no hay mesa de trabajo, no hay modificaciones”, zanjó el portavoz popular, Pablo Pérez, por lo que la votación final se produjo en los términos iniciales de la propuesta.

En consecuencia, los grupos constituirán la mencionada mesa de trabajo. Un instrumento en el que Pérez ya ha adelantado que esperan la integración del PSOE. No en vano, defiende, se está hablando de “un proyecto de ciudad”.