XXXV Festival Nacional de Jota Villa de Cuéllar.

El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una Proposición No de Ley en el Congreso de los Diputados en la que insta al Gobierno a «realizar los trámites oportunos» para declarar la jota como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de España y, posteriormente, presentar su candidatura en la UNESCO para hacerla Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

El diputado segoviano José Luis Aceves defenderá en el Congreso la iniciativa socialista que recoge la propuesta que partió de Aragón, con la idea de presentar la candidatura de la jota aragonesa en solitario, pero gracias al amplio respaldo de otras comunidades autónomas como Murcia, Castilla y León, Extremadura, Navarra, La Rioja o la Comunidad Valenciana se decidió volver a presentar una candidatura de la jota en general.

Precisamente, la Proposición No de Ley registrada por el Grupo Socialista recuerda la importancia de conseguir la implicación del resto de comunidades autónomas interesadas, y de personas «expertas y estudiosas de la materia».

El diputado segoviano ha subraya que, con esta iniciativa, «los socialistas queremos defender una manifestación musical de amplio arraigo territorial, como es la jota, y que supone un activo esencial de nuestro rico patrimonio cultural; muy especialmente en una provincia como Segovia, donde no hay festividad, encuentro de todo tipo o incluso celebraciones familiares, en la que no suene de fondo el inconfundible ritmo de la jota».

Tal y como ha explicado, la jota es un género musical que nace y se desarrolla en España y que cuenta con una amplia extensión territorial. Aunque se sabe de su existencia desde el siglo XVIII, ha remarcado Aceves, no fue hasta el siglo XIX cuando se consolidó y «hoy es el género más difundido del repertorio tradicional español de música popular».

Para una provincia como la de Segovia, lugar más que representativo de la jota castellana, «lograr esta declaración como Patrimonio Inmaterial sería un reconocimiento de primer nivel a nuestros grandes folcloristas, a los grupos folclóricos que históricamente, y aún en la actualidad, conservan y transmite un rico legado que no podemos dejar que se pierda. Pero también para todos nuestros pueblos que mantienen el baile de la jota como elemento fundamental de sus fiestas patronales, romerías, o eventos festivos», ha señalado José Luis Aceves.

En este sentido, ha defendido que la declaración de la jota como Patrimonio Inmaterial de España, primero, y Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, después, «sería un reconocimiento a todos los que mantienen vivos los sones, letras y pasos de nuestra querida jota».