El PSOE quiere aprobar el presupuesto municipal en el pleno de noviembre

El concejal de Hacienda de la capital segoviana ha comentado que se maneja una cifra en torno a los 67 millones, a la que se añadirán después 6 millones de remanentes

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Segovia, o al menos el Grupo Socialista, trabaja con el objetivo de que el presupuesto municipal del próximo año se apruebe en el pleno del mes de noviembre “para tratar de cumplir un escenario temporal similar al del año pasado”, según ha explicado el concejal de Economía y Hacienda, Jesús García Zamora.

El también portavoz socialista ha comentado que hasta el momento se ha realizado “un primer debate –sobre las prioridades del presupuesto de 2021– en el seno del equipo de gobierno (que integran los diez concejales del PSOE y los dos de Izquierda Unida) y, a partir de ahí seguiremos sin hacer mucho ruido, tratando de buscar el acercamiento de otros grupos municipales, singularmente el de Podemos, para poder tener vía libre”.

El gobierno municipal necesita de al menos un voto –el presupuesto actual se aprobó gracias al edil de Podemos– para sacar adelante las cuentas del Ayuntamiento.

Sobre las prioridades que desde cada área municipal se han trasladado para su incorporación al presupuesto, García Zamora ha añadido: “estamos en fase de debate y no quiero adelantar nada pero hay obras y proyectos que el Grupo Municipal Socialista tiene en el programa electoral, hay un acuerdo de gobierno con IU donde hay reflejados una serie de objetivos y un acuerdo de investidura con Podemos que incluye compromisos e inversiones que hay que poner en marcha a lo largo del mandato corporativo”.

Hay que tener en cuenta que el año que viene el Ayuntamiento dispondrá de más recursos porque a los 67 millones de euros que se estima puede alcanzar el presupuesto ordinario –en base a la previsión que en septiembre se remitió al Ministerio de Hacienda y a falta de que se cierren las cifras en la Intervención municipal– hay que añadir más de 6 millones procedentes de los ahorros del Consistorio procedentes de otros ejercicios, los denominados remanentes de Tesorería, que tienen que incorporarse después.

Eso permitirá acelerar la ejecución de los proyectos previstos en este mandato corporativo, a juicio de los responsables municipales.

El concejal de Hacienda afirma, por otro lado, que el de 2021 será un presupuesto “con la suficiente flexibilidad para poder mover partidas a medida que vaya evolucionando la situación por la pandemia” y añade que “por supuesto, que nadie se quede atrás y fundamentalmente se centre en quienes más necesitan ayuda de las administraciones públicas”.

En este sentido, García Zamora, dio a entender que habrá partidas destinadas a dinamizar la actividad económica de la ciudad pero también para las familias más vulnerables.