Un camión de recogida y transporte de residuos de la actual concesionaria. / Kamarero
Publicidad

El Gobierno municipal socialista propone que el contrato de recogida de residuos urbanos y limpieza viaria, cuya adjudicataria es la empresa FCC Medio Ambiente, se prorrogue nuevamente hasta el próximo mes de noviembre. Como se recordará, en febrero del año pasado ya se acordó su continuación durante un año a partir de abril de 2018, mes en el que vencía el contrato con la citada operadora.

El portavoz socialista, Jesús García Zamora, ha comentado que ese plazo de ocho meses “va a permitir con holgura que se cierren y se puedan cubrir las fases de valoración de ofertas, de adjudicación, recepción y contestación a los recursos que puedan presentarse si los hubiera” en el actual procedimiento de adjudicación de un nuevo contrato para este importante servicio municipal, con un valor económico estimado de 75 millones de euros en un periodo de diez años.

El concejal del equipo de Gobierno ha recordado que son seis las ofertas presentadas por empresas que operan en este ámbito y en este momento el procedimiento se encuentra en la fase de análisis de propuestas cuya valoración depende de criterios subjetivos, tras la apertura el pasado mes de febrero del sobre que contenía la documentación sobre planes de gestión, de calidad, etc.

“Se trata de una documentación muy voluminosa, compleja, con muchos datos y el trabajo técnico que se desarrolla tiene que tener una exquisitez absoluta y una pormenorización completa; la valorización debe ser inmaculada”, observa.

El equipo de la alcaldesa Clara Luquero maneja la posibilidad de que el nuevo servicio, con las mejoras que ha introducido el pliego, pueda entrar en funcionamiento a finales de este año, o incluso antes, pero García Zamora advierte que “no depende de nosotros”.

En este sentido ha informado de que la previsión es que a finales de abril o en el mes de mayo puedan estar ya realizadas las valoraciones de las citadas propuestas pero añade que “luego hay aspectos como alegaciones o impugnaciones que pueden presentar las empresas interesadas en el procedimiento”.

Por otro lado, reconoce la dedicación y profesionalidad del equipo técnico de valoración.