El PSOE insta a la Diputación a no seguir externalizando el almacenaje de Deportes

Cuesta a la institución más de 83.700 euros

El viceportavoz del Grupo Socialista en la Diputación, José Antonio Mateo, insta al diputado delegado de Deportes a que el almacenaje del material asociado a su área, actualmente externalizado, vuelva a la nave que le corresponde en la finca de Quitapesares.

A su juicio, el diputado Óscar Moral, “debería explicar a los segovianos por qué teniendo, como el resto de las áreas, una nave a su total disposición que es propiedad de la Diputación en la finca de Quitapesares, se opta por llenarla de material inservible y se decide externalizar un servicio que cuesta a las arcas provinciales más de 83.700 euros”.

Entre ese material obsoleto, el viceportavoz menciona enseres como camas desmontables, colchones retirados de los centros asistenciales, sillas, bancos, etc. “Mientras esa nave se encuentra repleta de objetos que ya no valen para nada, la Diputación decidió firmar en 2020 un contrato para guardar el material del Área de Deportes, lo que a nuestro juicio supone un gasto totalmente innecesario y absolutamente prescindible si se gestionan adecuadamente tanto el inventario como las infraestructuras”, denuncia.

El viceportavoz socialista detalla que el contrato, con una duración de un año, contempla la posibilidad de prórroga por un año más y no recoge un canon anual, sino que la empresa factura mensualmente a la Diputación en función, por ejemplo, del número de palés que se almacenen.

Por ello, “desde el Grupo Socialista pedimos al diputado de Deportes que actúe con la responsabilidad que corresponde a un gestor público, y no continúe externalizando ese almacenaje”. En opinión de Mateo, ello supondrá «un importante ahorro para la Diputación, pudiendo destinar las cantidades que actualmente se están pagando a la empresa para cubrir alguna de las muchas necesidades y carencias que existen en su Área”, incide Mateo.

“El señor Moral parece olvidar que corresponde a las administraciones públicas gestionar adecuadamente sus recursos y, en esta cuestión, la Diputación Provincial, con su presidente a la cabeza, no lo está haciendo”, enfatiza. “Se está pagando a una empresa por guardar material cuando se dispone de infraestructuras propias, realizándose un gasto perfectamente evitable”, concluye.