La candidata socialista, Clara Luquero, durante un acto del partido. / Nerea Llorente
Publicidad

La alcaldesa de Segovia y candidata a la reelección, Clara Luquero, hizo ayer balance de la campaña electoral de cara a los comicios municipales, autonómicos y europeos que se celebran mañana. La candidatura al Ayuntamiento de Segovia terminó la campaña en la tarde de ayer con una fiesta en el Parque del Reloj de Nueva Segovia, con música, con hinchables para los niños “y sobre todo con tiempo para conversar con la gente”, afirmó Luquero.

“La campaña ha transcurrido con normalidad, ha sido una campaña de propuestas, de debates, una campaña desde la normalidad democrática salvo alguna incidencia puntual, como que el PP ha llenado los parabrisas de los coches de propaganda electoral cuando la Ordenanza municipal lo prohíbe específicamente, pero bueno incidencias menores en todo caso”, ha apuntado Luquero, quien ha incidido en que los socialistas “hemos aprovechado para estar en comunicación con la gente, en la calle, hemos recibido las opiniones y su visión de la ciudad estando en contacto permanente con la gente; hemos mantenido contactos con las asociaciones de los barrios y reuniones sectoriales con representantes de sectores socioeconómico, deportivo, cultural, sociosanitario, jóvenes… Y también hemos puesto medios telemáticos a disposición de los segovianos y las segovianas para que nos trasladaran sus propuestas e incorporarlas a nuestro programa”.

Por el contrario, según los socialistas, “algunos candidatos de otros partidos han realizado una campaña más agresiva y en lugar de presentar sus propuestas han querido echar por tierra el trabajo realizado durante los últimos años por los socialistas en el Ayuntamiento de la ciudad, eso sí, diciendo falsedades”. En este sentido, Luquero ha apuntado que “Pablo Pérez (PP) dice que el Ayuntamiento había rebajado el apoyo a Titirimundi, cuando siempre se ha mantenido una subvención de 100.000 euros cada año, además del apoyo logístico, la instalación de escenarios y gradas, de la cesión de espacios y del apoyo organizativo. En los años 2010, 2011 y 2012 el Ayuntamiento gestionó la subvención del INAEM a Titirimundi, era una subvención del Ministerio de Cultura a través del INAEM, que en lugar de llegar directamente al Festival, por circunstancias administrativas, pasó primero por el Ayuntamiento. Es decir, el Ayuntamiento siempre ha mantenido la subvención a Titirimundi en 100.000 euros y esos tres años gestionamos, porque así se dio administrativamente, unas subvenciones que venían del Gobierno de España”.

Dejando a un lado las polémicas, la candidata a revalidar la Alcaldía de Segovia realizó una llamada a los segovianos y las segovianas “para que concentren el voto de progreso en el Partido Socialista, porque corremos el riesgo de caer en situaciones de ingobernabilidad o de parálisis y ya las hemos vivido. Segovia no puede volver a estar dormida, paralizada, como lo estaba antes de que los socialistas llegáramos al Gobierno municipal”. Por ello, “pido a los ciudadanos que hagan una segunda movilización. La primera la hicieron para que tuviéramos en nuestro país un Gobierno progresista. Ahora hay una segunda fase de la movilización para que tengamos muchos alcaldes y alcaldesas socialistas, para que gobernemos la Junta de Castilla y León, que falta le hace a esta ciudad tener un Gobierno que no nos ignore, que no nos invisibilice y que atienda nuestras necesidades, porque tenemos los mismos derechos que las otras ciudades de Castilla y León”.