GRAF8608. SEGOVIA, 11/10/2019.-El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca (i), junto al secretario provincial de Segovia y candidato al Congreso segoviano, José Luis Aceves, durante la comida-mitin celebrada con militantes del partido, este viernes, en Segovia. EFE/ Pablo Martín
Publicidad

El anuncio del Gobierno de la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos y su posterior traslado a un mausoleo familiar marcó ayer el acto político de precampaña electoral que los socialistas segovianos celebraron ayer en el Hotel Santana. Así, la participación del presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez hubo de ser cancelada casi minutos antes del inicio del acto debido a la extensión del Consejo de Ministros, lo que impidió al líder socialista cumplir con su compromiso en Segovia.

La ‘telonera’ del acto preelectoral fue en este caso la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, que junto al secretario regional Luis Tudanca, y el secretario provincial José Luis Aceves fueron quienes se dirigieron a los cerca de 200 militantes y cargos públicos socialistas que asistieron para trasladar un mensaje unívoco de movilización del voto progresista frente a los avances de la derecha que registran las últimas encuestas electorales.

Lastra calificó con duros términos a los partidos como PP, Ciudadanos y Vox, a quienes acusó de “cuestionar los derechos y libertades” en aquellas instituciones en las que gobiernan en coalición, y señaló como ejemplos la reducción de las ayudas policiales  para proteger a las víctimas de la violencia de género .

Con respecto al partido de Santiago Abascal, lamentó que califique como “criminal” al PSOE y que justifiquen “la represión fascista que sufrió este país desde 1939, y aseguró que el resto de los partidos de la derecha “no salen a combatir lo que están diciendo porque les necesitan para gobernar”.

Por ello, apeló a que en las elecciones del 10 de noviembre los militantes “llenen las urnas de votos socialistas para decirles que a la España progresista y socialista no la va a parar nadie”, y señaló que los derechos y libertades conseguidos en las últimas cuatro décadas “llevan la rúbrica del puño y la rosa, porque fueron conseguidos por Gobiernos socialistas.

La vicesecretaria aseguró que la exhumación de Franco “es un día para celebrar por todos los demócratas y los socialistas”, y aseguró que “queríamos que Franco hubiera salido el año pasado, pero las cosas de palacio van despacio, nos enfrentamos a la familia del dictador, a la Fundación Francisco Franco, a los recursos y al prior a quien le digo que la ley en España se cumple en toda España y en el valle también”,

Por su parte, el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, valoró la decisión del Gobierno de desbloquear 580 millones de euros de las entregas a cuenta a las comunidades autónomas correspondientes a la región, con lo que en su opinión “no habrá excusas para continuar con los recortes”.

Para el dirigente socialista, esto va a servir “para mejorar los servicios públicos, garantizar el funcionamiento de la Junta de Castilla y León, pero debería dejar sin excusas al PP y a Ciudadanos, a la derecha de esta Comunidad, para seguir con unos recortes de servicios que solo son causa de su ideología”. Tudanca la lamentado que “tengan dinero para perdonar impuestos a los ricos, para nombrar asesores, duplicando los que antes tenía Presidencia, pero quieren cerrar municipios y consultorios”.

 

“¡La prensa, fuera!”

Los extremos se tocan… al menos en el trato de los partidos políticos a los medios de comunicación. La caótica organización del acto político del PSOE y el menosprecio a la labor informativa de los periodistas generó ayer el lógico malestar entre los profesionales de la información, que a mediados de la semana recibían en sus redacciones la convocatoria para la cobertura informativa del acto político en el que inicialmente estaba prevista la presencia de Pedro Sánchez.

Inicialmente convocados a las 13,00 horas –aunque finalmente el acto comenzó una hora más tarde- los primeros periodistas en llegar al lugar del acto fueron recibidos con la frase : “¡Los periodistas, fuera!” por parte de la organización, que  señalaba en tono abrupto que los medios de comunicación no podrían seguir en directo  el acto al no poder entrar en el recinto por ser “un acto privado” del partido.  Minutos después, se anunciaba  la ausencia de Sánchez y su sustitución por Adriana Lastra, argumentada por los dirigentes socialistas por la dilación del Consejo de Ministros que obligó al presidente en funciones a reajustar su agenda prescindiendo del acto en Segovia.

La insistencia de los periodistas por cubrir el acto y conseguir alguna  declaración de los líderes políticos intervinientes fue en vano.  La organización remitió a la señal via “streaming” que el partido emitió a través de su web y sus redes sociales sin facilitar ni siquiera un monitor de TV para poder seguir la evolución del acto.

Finalmente, el secretario provincial José Luis Aceves tuvo que “comerse el marrón” de explicar ante los medios  los problemas , y señaló que todos los medios tuvieron acceso a través de la señal de TV y que se facilitaría material gráfico sobre el acto, ya que tampoco los fotógrafos fueron autorizados a obtener imágenes propias.