La diputada Noemí Otero presenta el balance del programa 'Alimenta Conciencia'. / EL ADELANTADO
La diputada Noemí Otero presenta el balance del programa 'Alimenta Conciencia'. / EL ADELANTADO

El programa ‘Alimenta Conciencia’ de la Diputación de Segovia ha quintuplicado el índice de participación en las actividades desarrolladas durante los meses de verano con respecto al año anterior. Más de medio millar de personas de todas las edades han participado en alguna de las 21 actividades desarrolladas en los últimos meses en la provincia.

Así lo ha anunciado Noemí Otero, diputada delegada del Área de Empleo, Promoción Provincial y Sostenibilidad, en el marco de una rueda de prensa en la que ha recordado que este programa forma parte de la Estrategia Agroalimentaria, “un proyecto que venimos desarrollando desde 2020 con el objetivo de sensibilizar a la población de la importancia de llevar una alimentación sostenible y saludable”.

El show de magia y humor de Héctor Sansegundo es el que mayor expectación y asistencia ha generado. El popular mago segoviano diseñó un espectáculo a medida para impulsar el consumo de los productos locales y sensibilizar al público acerca de la importancia de llevar una dieta saludable. Sansegundo ha recorrido cada una de las cuatro comarcas que conforman la provincia con sus trucos de magia y su inconfundible sentido del humor. Su espectáculo ha hecho parada en Santa María la Real de Nieva, Prádena, Vallelado y Ortigosa del Monte y con él se ha incrementado la participación en el programa de verano Alimenta Conciencia en un 40%.

El resto de actividades de este programa ha tenido también una buena respuesta participativa, llegando a duplicar asistencia con respecto a 2021. Entre ellas, cabe destacar el taller denominado ‘Comida sana para supervivientes’, en el que los asistentes pudieron aprender una serie de recetas sanas, de elaboración rápida y con ingredientes netamente locales, además de conocer más acerca del etiquetado de los productos alimenticios; una yincana saludable en la que a través de retos por equipos los participantes observaron de cerca la relación entre los productos del territorio y los recursos existentes, además de otros aspectos vinculados con los procesos sostenibles en materia agroalimentaria; un taller de emociones y alimentación para reconocer las diferentes sensaciones que nos produce el degustar un determinado alimento y un taller de tintura vegetal en el que los participantes aprendieron a teñir textiles a partir de alimentos como la lombarda o la alcachofa.

“Nuestro gran reto es impulsar un cambio en los hábitos de consumo alimenticio de nuestros vecinos y con ello demostrar que lo que comemos afecta de manera directa en el territorio que habitamos. Este es un objetivo común que vértebra todos los proyectos que venimos desarrollando desde el Área de Empleo, Promoción Provincial y Sostenibilidad, como es el caso de ‘Enreda en Verde’ desde el cual transmitiros la importancia de la conservación del entorno que nos rodea o nuestro sello Alimentos de Segovia, con el que defendemos lo que nace y se elabora en la provincia, caracterizado por ser auténtico, natural y artesano”, ha destacado Noemí Otero.

Además, para evaluar el impacto de las actividades, se ha llevado a cabo un cuestionario de satisfacción que arroja datos muy positivos, puesto que más del 80% de los municipios donde se ha desarrollado alguna de las acciones volvería a repetir iniciativas en esta línea.