El Procurador del Común pide no abrir los parques si no se garantiza una desinfección correcta

El Procurador del Común ha advertido a las entidades locales de la región, de que la puesta en servicio de los parques infantiles debe estar acompañada de las correspondientes medidas de seguridad e higiene.

Ante este hecho, desde el departamento que dirige Tomás Quintana se ha indicado a los municipios y diputaciones que tengan en consideración las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Es preciso, dice, que revisen estas instalaciones “antes de su reapertura al uso público, programen e intensifiquen las labores de desinfección en estos espacios y establezcan el aforo máximo que permita a los menores mantener el distanciamiento social, reubicando equipos o elementos de juego si se considera necesario”.

Además de instar a las diputaciones a colaborar con los ayuntamientos de menor tamaño para el mantenimiento y puesta a punto de las instalaciones de este tipo con las que cuenten, recuerda la necesidad de desinfectar diariamente y advertir a los usuarios de la última fecha en que se ha realizado esta acción.

“Si no resulta posible efectuar una desinfección constante de los elementos de juego y las superficies, resulta preferible que algunas áreas permanezcan cerradas y clausuradas, al menos hasta que se reorganicen los servicios de limpieza o se atenúe aún más la situación de crisis sanitaria”, alerta el Procurador, quien recomienda también que las papeleras de estas zonas se limpien y retiren su contenido cada día.