El Premio Nacional ‘Elgar’ reconoce la impecable trayectoria de Madrigal

El jurado recompensa al colaborador de El Adelantado de Segovia por sus cuatro décadas como humorista gráfico con un estilo personal e inconfundible y por su decisiva influencia en otros profesionales

Antonio Madrigal ha sido ampliamente reconocido por su labor como humorista gráfico.
Publicidad

El jurado del III Certamen Nacional ‘Elgar’ de Viñetas Periodísticas, organizado por la Asociación de la Prensa de Málaga y la Fundación Alcántara, decidió premiar la trayectoria profesional del humorista gráfico, periodista y pintor Antonio Madrigal, insigne artista nacido en Melilla pero segoviano de adopción.

Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense, estudió Periodismo en la Escuela Oficial de Madrid. Cursó estudios en la Escuela de Artes y Oficios y en el Círculo de Bellas Artes publicando sus primeros dibujos humorísticos en 1956 en la revista Don José, dirigida por Antonio Mingote. Desde esa fecha ha colaborado en diferentes medios de comunicación: El País Semanal, Diario 16, El Jueves, Interviú (suplemento ‘A las Barricadas’), Informaciones”, Nuevo Diario, El Víbora, Los domingos de ABC, Marca, Por Favor, Diario Médico, Revista Arteguia, Actualidad Económica, Revista de Ministerio Defensa y Sanidad Militar, Almanaque Agroman, Revista del Consejo General de la Abogacía, El Virus Mutante, El Cocodrilo Leopoldo y El Churro Ilustrado, entre otras muchas colaboraciones.

Desde 1965 fue colaborador en la revista La Codorniz en la etapa dirigida por Álvaro de Laiglesia. En el año 1970 se incorporó al equipo de redacción y confección de la revista hasta su cierre en 1973. Desde ese año publica artículos de humor y de opinión, dibujos, portadas dominicales, tiras de cómics y críticas de arte que en buena parte se han publicado en El Adelantado de Segovia.

Tras una larga ausencia, el artista gráfico volvió a su casa en este diario hace tan solo unas semanas, un lujo para un periódico como El Adelantado de Segovia, dado la talla de un creativo “tan universal como universal es Segovia”, que escribió acertadamente otro de los grandes del oficio, Antonio Mingote, a respecto del maestro Madrigal.

Una voz autorizada como es Iván Tubau, catedrático de periodismo de la Universidad de la Universidad Autónoma de Barcelona y con varias publicaciones sobre humor gráfico, describió a Madrigal como “un dibujante habilísimo, sin dejar por ello de ser funcional y espontáneo”, además de destacar que “es tan culto que puede permitirse dibujar como si no lo fuera” ya que “como humorista es amplio”, según recogió este periódico en su publicación ‘115 años de la Historia de Segovia’ en la que se dedicó a este genio del humor gráfico el año 1.986 en homenaje a la edición de su libro de tiras ‘10 años de humor en El Adelantado de Segovia’.

La obra de Madrigal, según el conocido novelista José Manuel Vilabella, “es una revolución permanente en la que sus personajes no se dan nunca por vencidos. La ira contenida de Madrigal lleva muchas veces hasta la segunda ‘A’ de su apellido, que el artista cuando firma dibuja al revés, invertida, y que presentimos que es como un grito de libertad”.

Por último, destacar los numerosos galardones que ha recibido por su prolífica carrera, entre los que destacan el Premio Mingote de 1999, el Internacional Portocartoon Word Festival de Oporto (Portugal, 1999) y el Premio Francisco de Cossio de Periodismo de la Junta de Castilla y León (2002).