La pregonera, Ana Zamora, durante su discurso inaugural. / Nerea Llorente
Publicidad

Segovia ya está de fiestas. La plaza de la Artillería acogió anoche, ante miles de personas, el acto inaugural de las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro 2019, en el que la directora teatral segoviana, Ana Zamora, fue la encargada de pregonar y proclamar el inicio de los festejos.

El acto comenzó poco más de media hora después de que el cielo de la ciudad se oscureciese; momento en el que hicieron acto de presencia en el escenario los representantes de los barrios y el ‘alcalde’ de los festejos, el joven Hugo González, de San Marcos.

Una presentación tradicional a la que siguió el imprescindible pregón de las Fiestas. Un discurso en el que la dramaturga y directora de la compañía Nao D’Amores, quiso poner en valor el vínculo que el teatro guarda con las fiestas, como representación de las tradiciones, desde el origen de las civilizaciones.

“El hombre, en continuo diálogo con la naturaleza, va consolidando, a la vez, la idea de ‘polis’ como gran arco de convivencia social, avanzando hacia la idea de civilización. Una civilización que, por tanto, necesita de los rituales parateatrales, que van configurando el calendario festivo, para encontrarse a sí misma”, relató la artista.

Un nexo, el de la cultura con las celebraciones festivas, que será visible en Segovia durante toda la semana, pero que es permanente entre las artes y la ciudad durante todo el año.

“La mayoría de ustedes, seguramente no tenga ni idea de quién soy, y les puedo asegurar que a mí no me importa nada, porque lo que verdaderamente cuenta es que en esta ciudad casi todo el mundo ha visto alguno de nuestros espectáculos (perdón, de sus espectáculos, pues ya les pertenecen más a ustedes que a nosotros)”, ejemplificó Zamora antes de ensalzar a la capital como una “referencia de nuestro primer teatro clásico, y que con un pequeño empujón más, podríamos llegar a ser la capital mundial del teatro medieval y renacentista”.

Honrada por la responsabilidad legada, la pregonera se despidió deseando unas “felices Felices Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro”.

El acto inaugural culminó con el ‘Castillo de Fuegos’ lanzado desde los Altos del Cementerio y el concierto de la cantautora manchega Rozalén, en la primera gran actuación de estas Ferias y Fiestas.