El precio de la gasolina marca el máximo anual

El precio de la gasolina subió un 0,5% en la última semana, dejando así atrás tres semanas consecutivas de caídas y marcando un nuevo máximo anual, mientras que el gasóleo también se ha encarecido, un 0,6% en los últimos siete días, hasta situarse en niveles registrados a mediados de agosto. Según los datos difundidos este jueves por el Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), la gasolina se vende esta semana a una media de 1,421 euros el litro, mientras que el gasóleo lo hace a 1,265 euros el litro.

Con esta subida semanal, ambos carburantes rompen con la tendencia a la baja que traían tras encadenar tres semanas consecutivas de descenso (del 9 al 30 de agosto) coincidiendo con el final de las vacaciones de verano, una época en la que tradicionalmente se produce un aumento en la movilidad.

En la serie histórica, tanto la gasolina, que actualmente marca su precio más caro en lo que va de año, como el gasóleo, que durante todo el verano se ha mantenido en valores similares, se encuentran en niveles no registrados desde hace siete años, en 2014.

Esta escalada en los precios de los carburantes, que se inició a mediados de noviembre de 2020, ha provocado que desde principios de 2021, la gasolina se haya encarecido un 20% y el gasóleo más de un 18%.

Así, con los precios actuales, llenar un depósito medio de 55 litros con gasolina cuesta algo más de 78 euros, mientras que con gasóleo supera los 69 euros. Esto supone que llenar el depósito cueste hoy 13 euros más que cuando comenzó el año si se hace con gasolina, y 10 euros más si se elige gasóleo. En el último mes, la gasolina se ha encarecido ligeramente, un 0,1%, mientras que el gasóleo cuesta un 0,4% menos.

Respecto a la misma semana de 2020, cuando terminaba un verano marcado por la pandemia y la escasa movilidad, la gasolina cuesta cerca de un 22% más y el gasóleo se ha encarecido un 20%. Sin embargo, la gasolina y el gasóleo se mantienen aún lejos de sus máximos históricos que alcanzaron la semana del 3 de septiembre de 2012, hace nueve años, cuando la gasolina costaba 1,522 y el gasóleo 1,445 euros.