Ayuntamiento Pleno KAM5810
La corporación, ayer en el Salón de Plenos durante la sesión ordinaria correspondiente al mes de diciembre. / Kamarero

Azucena Suárez, una de las viceportavoces del PP en el Ayuntamiento de Segovia, defendió este lunes, 10 de enero, en el pleno que celebró la corporación municipal una moción que su partido ha presentado en ciudades y pueblos de toda España para mantener la Ley de Seguridad Ciudadana que el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó en solitario en 2015 y que el Gobierno de Pedro Sánchez quiere modificar con un nuevo texto que se encuentra en tramitación en el Congreso de los Diputados. La edil, que hizo referencia expresa a que la propuesta pretendía apoyar el trabajo de las Fuerzas de Seguridad del Estado y especialmente de la Policía Local de Segovia, aseguró que esa normativa protege “a quienes defienden los derechos y libertades” y la reforma atenta contra el principio de autoridad.

Como era de esperar, no consiguió convencer a los concejales de los grupos Socialista, de Izquierda Unida y de Podemos-Equo, por lo que la moción no prosperó al contar únicamente con el apoyo de los tres concejales de Ciudadanos, que se sumaron a los nueve del PP.

Desde la formación naranja, el concejal Javier García Crespo alertó sobre la pérdida de seguridad jurídica que los efectivos policiales pueden tener en sus actuaciones si se modifica la Ley y, dirigiéndose a los ediles de izquierdas, espetó “hablan mucho de derechos y poco de obligaciones y también es necesario orden, seguridad jurídica y separación de poderes”.

Antes hizo suyas las palabras de la líder nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que participó en las manifestaciones convocadas por varios sindicatos policiales el pasado mes de noviembre: la reforma de la ley “lo que hace es desproteger más a la Policía y criminalizarles”. Al igual que Arrimadas, García Crespo considera que el Gobierno de PSOE-Unidas Podemos es rehén de Bildu y separatistas.

El portavoz socialista, Jesús García Zamora, ironizó sobre el origen de la moción, que dijo han mandado desde la calle Génova, en referencia a la sede nacional del PP, “para que solo pongan el nombre de la ciudad”.

En cuanto al fondo de la propuesta, que el Ayuntamiento instara al Gobierno de España a retirar cualquier iniciativa de modificación de la Ley de Seguridad Ciudadana en los términos anunciados por el ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos, el también primer teniente de alcalde aseguró que “no tiene ni pies ni cabeza” y su único objetivo es “el frentismo”.

Hasta en dos ocasiones, durante el debate celebrado en el pleno que celebró la corporación segoviana, aseguró que ha mantenido varias reuniones con los representantes sindicales de los empleados municipales, entre los que se encuentran los de la Policía Local, “y ninguna vez han dedicado tiempo a esta Ley porque no les preocupa”.

Al igual que los portavoces de IU y Podemos, señaló que el PP ha utilizado los cuerpos policiales para intereses espurios y con esta moción también la utiliza para mantener una normativa que en su opinión merece el nombre de ‘Ley mordaza’ con medidas como multas desproporcionadas por partipar en protestas callejeras.

Desde Izquierda Unida, su portavoz, Ángel Galindo, coincidió con García Zamora en que la finalidad de la moción era “crispar y polarizar, pero con escaso resultado entre segovianos y segovianas”. Recordó, además, que tanto el PSOE como Unidas Podemos llevaban en sus programas electorales la modificación de esta normativa sobre seguridad ciudadana. “Aquí no se ha engañado a nadie”, destacó.

Guillermo San Juan, portavoz de Podemos, le dijo a Suárez que tenía un “papelón” por defender “lo indefendible” y sostuvo que la reforma contará con el apoyo de la mayoría de grupos parlamentarios.