El portavoz del Partido Popular, Pablo Pérez, interviene durante una sesión plenaria. / Kamarero
Publicidad

A poco más de una semana para que se voten los proyectos incluidos en los presupuestos participativos 2019-2020, el grupo municipal del Partido Popular tiene previsto preguntar en el pleno de este viernes sobre el nivel de ejecución de los proyectos correspondientes a los de este año. “Creemos que es fundamental conocer el estado de cada uno de los proyectos que se seleccionaron en el proceso anterior y lo que han supuesto para la ciudad ya que permitirá hacer un análisis de los presupuestos participativos, ver lo que se ha hecho realmente, potenciar lo bueno y mejorar aquello que no está funcionando”, señalan.

La falta de este balance hace pensar a los populares que “no todo funciona tan bien como el gobierno de Clara Luquero quiere hacer ver”, lo que convierte, en su opinión, a los presupuestos participativos en una mera herramienta de lucimiento electoral. A ello se suman los problemas con el Grupo Gestor, a quien ni siquiera se les avisó de que el grupo quedaba disuelto después de las elecciones al mismo tiempo que el Consejo de participación, lo que califican de “menosprecio hacia quienes han iniciado el proceso y colaborado y trabajado de forma desinteresada”. Además, añaden que la causa de su disolución tampoco venía recogida en las normas de funcionamiento del propio Grupo Gestor cuando, a juicio del PP municipal, sí debería advertirse si lo que se quiere es claridad, transparencia y efectividad. “Las normas no sólo dicen que los representantes del Grupo Gestor tienen que estar presentes en el recuento de las votaciones, sino que su actividad queda concluida finalizado el proceso de presupuestos participativos y no antes. Cada cuatro años habrá elecciones y este hecho no debería hacer variar el proceso. El gobierno municipal debe tenerlo en cuenta o prestar atención a lo que firma y aprueba. De ahí que insistamos en la idea de que el gobierno de Clara Luquero aprobó todo rápido porque llegaban las elecciones sin darse cuenta de estos detalles”.

Además del balance de los presupuestos participativos del año pasado, los populares preguntarán porqué no se ha incluido este año en la modalidad 1 un proyecto para cada uno de los barrios ya que hay cinco que no tienen ninguno. “Hay tanto qué hacer en nuestros barrios que si no hay propuesta para alguno, el propio gobierno podría incluirla y, de esta manera, estar todos representados en los presupuestos participativos”, indican nuevamente desde el PP municipal.

La formación popular quiere conocer, además, cómo se llevarán a cabo las votaciones el próximo día 5 de octubre, los medios que se utilizarán, quién sustituirá ese día a los representantes del grupo gestor y lo que está sucediendo con ellos. Preguntarán también por lo que le supondrá económicamente al Ayuntamiento esta jornada y cual será el proceso a seguir con los proyectos seleccionados a partir de ese momento.

El grupo insiste en que los proyectos seleccionados son un reflejo de las propias necesidades básicas de la ciudad, como son el estado de las calles, la red de saneamiento o la accesibilidad, asuntos todos en el debe de la gestión socialista a lo largo de todos estos años y que deben ser una constante en las inversiones anuales de los presupuestos.