ayuntamiento pp azud san marcos limpieza
Los populares han comprobado en una visita a la zona la acumulación de grava y sedimentos en el azud. / E. A.

Concejales del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Segovia han comprobado, en una reciente visita al barrio de San Marcos, la acumulación de grava y sedimentos en el Azud del río Eresma, y alertan de que eso podría impedir, en un momento determinado, el paso del agua con normalidad, aumentando así el riesgo de inundaciones.

Los populares consideran que ahora, con el caudal más bajo, es el momento adecuado para hacer una limpieza en esta zona y con ello minimizar el impacto del agua en el caso de una posible subida en exceso del nivel del río Eresma. “Prevenir es algo básico y cualquier actuación que se lleve a cabo para reducir problemas posteriores es fundamental”, indican los concejales del PP.

Por ese motivo solicitan al gobierno municipal que ponga en marcha las actuaciones necesarias para limpiar el Azud de San Marcos y prevenir así posibles inundaciones en la Casa de la Moneda. “Deberían aprovechar ahora, que discurre menos agua por el río, para proceder a su limpieza”, apuntan en la formación popular.

Independientemente de las actuaciones que lleve a cabo la Confederación Hidrográfica del Duero para evitar inundaciones, según los ediles del principal grupo de la oposición, el gobierno que dirige Clara Luquero también debe actuar y hacer lo posible, dentro de sus competencias, para minimizar el impacto del aumento excesivo del caudal del río, en caso de producirse. “Lamentarse después sirve de muy poco y menos si antes no has hecho lo posible para reducir los problemas”, sostienen.

La formación que lidera Pablo Pérez considera que el gobierno municipal socialista debería utilizar estos meses de verano en los que discurre menos agua por el río en general, no sólo para limpiar el Azud de San Marcos, sino también para limpiar aquellas zonas del cauce del río Eresma en donde se aprecie acumulación de restos y sedimentos y así facilitar el paso del agua de cara a los meses en donde son más habituales las lluvias.

Por otro lado, los concejales populares aprovecharon su visita a San Marcos para hablar con algunos miembros de la Asociación de Vecinos del barrio de otros asuntos como el estado de las aceras, estrechas y poco accesibles, o del fielato, donde tiene la sede esta asociación.

La principal preocupación del vecindario es el intenso tráfico en la calle de San Marcos y la seguridad en esta estrecha vía, por lo que reclaman una solución que llevan demandando desde hace años al gobierno municipal socialista.