Publicidad

El Partido Popular en el Ayuntamiento de Segovia ha presentado este miércoles en el Consistorio la moción que llevará al próximo pleno municipal, que tendrá lugar el viernes 29 de noviembre. La propuesta de los populares pasa por la elaboración de un mapa actualizado de los 36 desfibriladores de la ciudad para que, en caso de una urgencia médica, los vecinos de la capital sepan rápidamente dónde pueden acudir para retirar el dispositivo de reanimación más cercano.

“Se trata de una medida sencilla, de bajo coste, pero muy efectista. Hay que tener en cuenta que en España fallecen todos los años más de 30.000 debido a una parada cardiorespiratoria, que el 80% de estas paradas tiene lugar fuera del ámbito sanitario y que la rapidez en la actuación es básica, porque las posibilidades de supervivencia en casos de actuación rápida es del 90%”, ha explicado el portavoz del grupo municipal, Pablo Pérez.

La moción incluye, además de la elaboración del mapa, la propuesta de que este esté visible y a disposición de los vecinos en las marquesinas y postes de autobús que hay a lo largo de la ciudad. “En cada una de las marquesinas únicamente se informaría de los desfibriladores más cercanos, con un mapa pormenorizado para que si se está en Nueva Segovia no se muestre la información del desfibrilador del Acueducto y que cada marquesina atienda el entorno de actuación en el que se encuentra”, ha detallado el edil.

Junto al mapa impreso que debería instalarse en las paradas si la moción es aprobada, se incluiría un código QR para que gracias a un ‘smartphone’ y a través de la aplicación Google Maps se trasmitan las indicaciones al peatón para llegar hasta el aparato más cercano.

“El Colegio de Médicos elaboró hace tiempo un mapa –ya desactualizado– sobre los desfibriladores de la ciudad, pero cuando una persona está nerviosa ante una emergencia sanitaria como la de una parada cardíaca pocas personas entran en su web para ver donde tienen el desfibrilador más cercano”, ha dicho Pérez.

Los populares quieren, además que, sobre todo en el eje turístico Calle Real – Alcázar, haya desfibriladores disponibles las 24 horas del día. Es decir, que, por ejemplo, no estén instalados en el interior del Centro de Recepción de Visitantes, sino fuera para que el acceso a ellos sea posible a cualquier hora.

Ciudad cardioprotegida

El líder popular, Pablo Pérez ha recalcado la necesidad de que el Ayuntamiento de cumplimiento al compromiso aprobado en pleno para que todas las dependencias municipales estén cardioprotegidas y cuenten con desfibriladores. “La ley no obliga al Consistorio a instalar estos aparatos en todas sus dependencias municipales, pero sí debe ser una voluntad política. Faltan desfibriladores, por ejemplo, en la Casa de la Lectura, en la Sala Julio Michel o en el Centro Cultural de San José, ha dicho.