Salón de plenos de la Diputación Provincial antes de una sesión plenaria. / Kamarero
Publicidad

El PP ha perdido la mayoría absoluta en al Diputación de Segovia logrando doce escaños, el PSOE se queda en diez, mientras que Cs duplica sus representantes con dos diputados e IU entra con uno, una configuración que permite al PSOE buscar apoyos y tratar de arrebatar la institución a los populares.

A la espera de que el miércoles la Junta Electoral ratifique los resultados, los Grupos que formarán parte de la Diputación ya barajan la posibilidad de cambios.

El secretario provincial del PSOE, José Luis Aceves, ha avanzado en declaraciones a Efe que se ofrece para buscar una “mayoría alternativa” que permita atender mejor a los habitantes de la provincia.

No obstante, ha reconocido que quienes tienen que tomar la decisión son IU y Cs, ya que sin el apoyo de ambos no sería posible un cambio de Gobierno.

Por este motivo ha indicado que se pondrá en contacto con los responsables de estas formaciones para llegar a un acuerdo programático que permita acabar con las políticas “obsoletas” actuales y subir a la provincia de Segovia a la ola del cambio.

Ha admitido que hay que ir paso a paso y no avanzar acontecimientos, ya que lo primero es trabajar para conseguir la gobernabilidad en más de una decena de municipios que requieren pactos de Gobierno, algunos tan destacados como Cuéllar, El Espinar, La Granja o Palazuelos de Eresma, con el fin de incrementar las 56 alcaldías que ha logrado el PSOE en la provincia.

Por su parte, el secretario provincial de IU, José Luis Ordóñez, ha afirmado que es una “noticia excelente” que IU esté en la Diputación para conocer y favorecer los programas que se desarrollan y que redundan en beneficio de los ciudadanos.

Ha subrayado la necesidad de cambiar la gestión “oscura, negativa y clientelista” que se ha llevado a cabo hasta la fecha en esta institución de la mano del PP, por lo que se ha mostrado dispuesto a tener conversaciones que faciliten la gobernabilidad del PSOE.

El secretario de Acción Institucional de Cs Segovia, Alfonso Martín, ha destacado que tanto el PP como el PSOE necesitan su apoyo para gobernar, no ha vetado a ninguno de los dos partidos y ha explicado es el momento de sentarse y escuchar sus propuesta para la provincia.

Aunque ha admitido que el PP lleva “muchos años gobernando” y es necesario “aire fresco”, ha aseverado que Cs no se cerrará a hablar “con todos” los partidos interesados.

Ha adelantado a EFE que pondrán la línea roja en que todos los municipios reciban el mismo trato porque, a su juicio, existen “muchas desigualdades” en la provincia de Segovia y es importante que todos, desde Cuéllar que es el más grande hasta Pajarejos que es el más pequeño, estén en igualdad de condiciones.

Por su parte, el presidente en funciones de la Diputación y secretario autonómico del PP, Francisco Vázquez, ha indicado que la provincia ha sido capaz de resistir la oleada que venía de las elecciones generales, por lo que se ha mostrado confiado en mantener la Diputación, ya que tal y como ha recordado son la fuerza política que más escaños ha obtenido.

Del mismo modo, la presidenta del partido, Paloma Sanz, ha recalcado que el PP ha logrado ya 132 alcaldías y a la espera de conversaciones con otros partidos en algunos municipios para posibles pactos de Gobierno.

Sin embargo, ha criticado que tanto en la Diputación como en otras instituciones la división del voto de la derecha haya causado una situación en la que partidos como Vox han logrado “unos cientos” de votos que se han quedado sin representación.