El Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Segovia propone de “manera urgente” un estudio para fijar zonas acústicamente saturadas en la ciudad, con medidas que den soluciones al problema. Al mismo tiempo, los populares piden la actualización y el endurecimiento tanto de la Ordenanza del Ruido como la de Convivencia Ciudadana porque así “se minimizaría considerablemente” el problema.

El Grupo Popular afirma que el Ayuntamiento tiene que “asumir responsabilidades” y “hacer algo” ante el ruido que impide la normal convivencia, un “grave problema” -apunta- que existe en toda la ciudad y en determinadas zonas, como el recinto amurallado. También asegura que se debe hacer “desde el consenso”, con acciones que puedan llevarse a cabo y den soluciones efectivas y “no buscando la confrontación como hizo el portavoz de Podemos -en el último Pleno-”.

“No se puede buscar el enfrentamiento en un problema serio, con el que estamos todo de acuerdo; hay que buscar las soluciones mediante el consenso y con medidas que sí puedan realizarse, como las que le propusimos y no quiso escuchar, prefirió el enfrentamiento en vez de intentar buscar, entre todos, una solución real, dejando ver dónde estaba su interés y no era precisamente en buscar esa solución”, afirman los ediles populares.

Los populares, según señalan, «llevan años llamando la atención al Gobierno socialista sobre el problema del ruido, reclamando que se hicieran cumplir las ordenanzas municipales al respecto y pidiendo que se tomaran medidas ante un problema que dificulta la convivencia ciudadana, impide el descanso de los vecinos, al que todos tenemos derecho, y que, incluso, está generando problemas de salud”. Sin embargo, según la formación que lidera Pablo Pérez, el equipo de Gobierno de Clara Martín “no ha hecho nunca nada en este sentido”.