Estacion AVE Guiomar Avant KAM3587
El PP quiere recuperar la normalidad en la oferta ferroviaria. / KAMARERO

Los parlamentarios nacionales del PP de Segovia han presentado una Proposición No de Ley en la que se pide al Gobierno de Sánchez que se repongan todas las frecuencias ferroviarias de alta velocidad y tren convencional que había antes de iniciarse el estado de alarma en marzo del año pasado.

La petición la realizan la presidenta del partido y senadora, Paloma Sanz; el portavoz del Grupo Popular en el Senado, Javier Maroto; el diputado Jesús Postigo y los también senadores, Pablo Pérez Coronado y Juan José Sanz Vitorio.

En dicha solicitud reclaman la “reposición inmediata de todas las frecuencias ferroviarias de alta velocidad y tren convencional, existentes al 12 de marzo de 2020”, dos días antes de declararse el primer estado de alarma.

También reclaman el poder utilizar las plazas de los trenes AVANT y AVE sin ocupar, a su paso y parada por otras localidades, una vez que salga el tren del origen, en un plazo mínimo de 30 minutos, de modo que puedan estar disponibles para los usuarios segovianos.

También solicitan desde el PP segoviano la prolongación “inmediata de la extensión de la duración actual de los abonos ferroviarios”, tal como han pedido desde la Plataforma de Usuarios de los Avant.

Para los parlamentarios segovianos, también es necesaria la prestación inmediata en los trenes AVE y Larga Distancia del Servicio de Atención y Restauración a Bordo y su logística en condiciona idénticas a como se realizaba con anterioridad a la declaración del primer estado de alarma por la Covid, con las medidas de prevención que garanticen la salud y la seguridad de viajeros y los trabajadores.

La implantación de una bonificación especial de un 25% sobre los descuentos de los abonos actualmente existentes en el transporte ferroviario, por motivos laborales o universitarios, cuando se esté empadronado en una comunidad distinta a aquella donde se trabaja o estudia, es otra de sus reclamaciones.

Los populares aseguran que una vez culminada la emergencia sanitaria y concluidos los distintos estados de alarma, “no hay razón alguna para que las frecuencias de todos los servicios ferroviarios vuelvan a su estado anterior al primer estado de alarma”. “Es más, durante los distintos estados de alarma se ha venido diciendo por el propio Gobierno que una vez finalizados se repondrían todos los servicios y la oferta existente previa al 14 de marzo de 2020”, añaden los parlamentarios.

No podría entenderse que el Covid-19 se haya convertido en la excusa del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda urbana para eliminar servicios elementales dentro de su obligación de servicio, como así podría parecer de distintas declaraciones de los responsables del Gobierno, al decir que la operadora Renfe carece aún de fecha para reponer los servicios existentes previos al 14 de marzo de 2020 y ahora suprimidos, pero prevé llegar al 75E en media distancia en el mes de junio mientras el resto se restituirá paulatinamente atendiendo al aumento de la demanda”.