Espectadores del ciclo ‘La mirada necesaria’ de Muces, el año pasado a la puerta de la sala Caja Segovia. / Kamarero

El portavoz del PP en el Ayuntamiento, Pablo Pérez, mantiene sus dudas sobre el contrato a la asociación Trípode Cultura para la organización del festival de cine heredero de Muces, la Muestra de Cine Europeo de Segovia. Ayer aseguró en rueda de prensa que la concejala de Cultura, Gina Aguiar, “oculta información” y reiteró que la citada entidad “no aparece en ningún registro”, al menos sigue sin aparecer en el buscador del Registro de Asociaciones de la Consejería de Presidencia de Castilla y León, como él mismo mostró desde su portátil en rueda de prensa .

Aguiar ha afirmado que Trípode Cultural está constituida desde el 9 de junio de este año pero los concejales populares siguen sin encontrar su inscripción en ninguno de los registros de asociaciones y Pérez cree que esto debe aclararse y afirma que la asociación “se creó ad-hoc, expresamente para encargarse de la organización del Festival de Cine. Las cosas no se hacen así”, indica, al tiempo que exige “más transparencia y más diligencia a la hora de gestionar el dinero de los segovianos y los contratos públicos”.

El Grupo Popular ha querido consultar el expediente de este contrato pero cuando se ha personado en la Concejalía ha encontrado información de dos de las tres empresas o particulares a las que el Ayuntamiento recurrió al tratarse de un contrato menor.

“Precisamente el que faltaba era el de Trípode Cultural, en poder de la concejal de área. No fuimos una sola vez, hemos ido en dos ocasiones y en ambos casos la documentación que faltaba era la misma, justo la que nos genera más incertidumbre”, ha señalado su portavoz, quien añade que “el gobierno municipal era consciente de las dudas que teníamos con este contrato. Es normal que si falta justo esta documentación, nuestras dudas ahora sean más que razonables”. Pérez señala que si no se muestra toda la información es que algo se está ocultando y eso no significa nada bueno.

El líder del principal grupo de la oposición municipal indica otro dato que califica de preocupante y es que los responsables de esta asociación, sin estar constituida como tal y sin estar resuelta su contratación –algo que se hizo en el mes de agosto– “estuvieran presentándose como los nuevos directores del festival” en diferentes concejalías.

Los populares recuerdan también que la cuantía de adjudicación se ha establecido en 14.999 euros, ya que de superar la cuantía de 15.000 euros, y siendo un contrato de servicios, hubiera obligado a un procedimiento de contratación abierto y con publicidad, al que podrían haber concurrido las empresas interesadas.

Muces se ha celebrado tradicionalmente en noviembre pero la Concejalía de Cultura no ha informado hasta el momento ni del nuevo nombre que recibirá el festival.