El PP insiste en la necesidad de ayudas directas para los sectores más afectados por la crisis

Pablo Pérez muestra su enfado por la política del gobierno municipal y también lamenta su comportamiento con adjudicatarios de locales municipales

El Partido Popular ha requerido al equipo de gobierno en el Ayuntamiento en hasta cuatro ocasiones para que contemple con urgencia líneas de ayudas directas a los sectores económicos de la ciudad más afectados por la crisis económica derivada de la pandemia.

Su portavoz, Pablo Pérez, compareció ayer en rueda de prensa para insistir en la necesidad de que estas ayudas lleguen a tiempo a autónomos, pymes y empresas de la ciudad de sectores como al hostelería, el comercio, las tiendas de recuerdos o los taxistas.

Pérez asegura que los concejales del Partido Popular están “hartos y cansados de tener que presentar iniciativas en este sentido”, la última una moción en el pleno que se celebrará el viernes de la próxima semana.

Ha criticado que el gobierno municipal sólo haya sido capaz de destinar 360.000 euros a ayudas económicas, centradas fundamentalmente en el sector del comercio y a través de una iniciativa, la de los bonos comercio, que según los populares, sólo incentiva el consumo, pero no es una ayuda directa al sector. “No estamos diciendo que no estemos de acuerdo con los bonos comercio, sino que como medida aislada no sirve para sacar al sector de la crisis”, apunta el portavoz de los populares.

El líder del principal grupo de la oposición recuerda, además que la Junta aportó 146.000 euros a la primera campaña de bonos comercio y considera que, del total, el equipo de Clara Luquero ha destinado 80.000 euros a una gran campaña de promoción, con acciones de marketing que califica de “autobombo” de la propia regidora y del concejal de Desarrollo Económico y Empleo, Jesús García Zamora.

Insiste también Pérez en que otras ciudades de Castilla y León sí han destinado ayudas directas a los sectores económicos, entre ellos Zamora, Salamanca o Palencia, mientras en Segovia, la alcaldesa ha optado por destinar la mayor parte de los remanentes de Tesorería “para su Plan E”, en referencia al criticado plan de obras de Zapatero durante la crisis de 2008.

Pérez quiere saber, además, el destino del dinero sobrante de las ayudas a los hosteleros sin terraza o del apoyo anunciado a las tiendas de souvenirs, así como por qué se ha cobrado el canon completo del alquiler del Ingenio Chico “durante los meses más duros de la pandemia” cuando es un espacio municipal, al igual que a los puestos de los mercados de los Huertos y de la Albuera, lo que ha contribuido al cierre de uno de ellos en el situado en el casco histórico, indicó.