Mesa electoral, en Segovia capital. / KAMARERO
Mesa electoral, en Segovia capital. / KAMARERO

El Partido Popular sería la formación más votada en las elecciones municipales si se celebraran hoy. Así lo revela una encuesta realizada por la empresa especializada NC Report para El Adelantado de Segovia.

Con una base de 500 entrevistas realizadas mediante llamadas telefónicas a móviles y fijos, de forma aleatoria, y estratificada por edades y sexo, las consultas se realizaron entre el 27 de septiembre y el 10 de octubre pasado. Hay que recordar que las próximas elecciones municipales se celebrarán a finales del próximo mes de mayo de 2023.

El resultado final de esta consulta demoscópica arroja que el PP podría recuperar la Alcaldía al convertirse en el partido más votado, con un 41,3 por ciento de los votos, lo que supondría un total de doce concejales, cifra que no llegaría a la mayoría absoluta, que es de 13 ediles.

El siguiente partido más respaldado sería el PSOE, que con 8.886 votos y el 32,8% de los votos, lograría nueve concejales, uno menos de los que tiene en la actualidad.
La formación Izquierda Unida obtendría dos concejales con el 7,6 por ciento de los votos, 2.049 papeletas a su favor.

Vox sería, según la encuesta, el cuarto partido, con 1.961 votos, un 7,2 por ciento del total. De este modo entraría por primera vez en el Consistorio de la capital. En la anterior convocatoria electoral no logró alcanzar ese 5% de los votos que es la base mínima para conseguir representación.

Por el contrario, Podemos perdería su actual concejal pese a conseguir 1.250 votos, lo que supone el 4,6% del total de los sufragios.

Lo mismo le ocurriría a Ciudadanos, que sufriría un gran batacazo al pasar de ser el tercer partido más votado en 2019, a no llegar al tres por ciento de los votos. Según estaencuesta lograría 726 papeletas.

Habría además otros 800 votos adicionales distribuidos entre distintas formaciones políticas minoritarias que también concurrirían a los comicios del próximo mes de mayo, pero que tampoco conseguirían representantes en la Corporación municipal.

Baile de concejales
A nivel de número de concejales electos, y en comparación con los resultados de hace cuatro años, el mayor incremento lo obtendría el PP, que pasaría de 9 a 12 concejales, pasando de ser el segundo partido más votado, al primero. El PSOE perdería un concejal y se quedaría con 9 frente a los diez actuales, aunque la diferencia en votos y en porcentaje no sufriría una gran bajada, apenas una treinta papeletas.

Izquierda Unida conservaría sus dos representantes que le aportaría un similar porcentaje de votos.

Como novedad en la Corporación estaría la formación de Abascal, que podría lograr dos concejales, con un aumento importante del número de votos.

Quienes desaparecerían del arco político municipal sería Ciudadanos, que perdería los tres ediles actuales. Y lo mismo le ocurriría a Guillermo San Juan, único representante que tiene el partido Podemos en Segovia capital, que también saldría de la Corporación.

 

Coaliciones
Con estos datos, la situación que se conforme podría requerir de nuevo coaliciones entre partidos para obtener una mayoría que garantice la investidura del alcalde o alcaldesa.
Una fórmula viable, de acuerdo con la intención de voto de los segovianos consultados, sería la de un gobierno municipal formado por los doce concejales del PP y los dos de Vox, aunque también podría darse la posibilidad de que gobernaran los populares en minoría.
La otra posibilidad es que el PSOE se aliara con IU, como ha venido haciendo en varias ocasiones. Pero necesitaría a los concejales de Vox, combinación que no parece muy plausible.

La encuesta, donde se pregunta a los ciudadanos por el nivel de conocimiento que tienen de los líderes políticos, la valoración de su gestión y su intención de voto, también revela que habría un mayor nivel de participación. El número de votantes llegaría a los 27.104, frente a los 26.795 de la anterior convocatoria, con una participación del 71,3 por ciento.

Clara Martín (PSOE) y Pablo Pérez (PP), casi empatados en valoración

La actual alcaldesa de Segovia, Clara Martín (PSOE), es el personaje político municipal más conocido en la ciudad. De acuerdo con la encuesta de El Adelantado de Segovia, la conoce el 93,8 por ciento del censo electoral. Le sigue el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Pablo Pérez Coronado, con un 88,3 por ciento.

En tercer lugar se encuentra el líder municipal de IU y actual concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo, con el 72 por ciento del total. Guillermo San Juan, de Podemos, estaría en cuarto lugar, con el 54,3 por ciento del total. Y cerraría el listado de los actuales líderes municipales, con el 51,3 de popularidad, la portavoz de Ciudadanos, Noemí Otero.

En resumen, y a pesar del poco tiempo que lleva en el actual cargo la alcaldesa, Clara Martín, ha aprovechado la estrategia de adelantar la presencia del candidato para darse a conocer. Auparla antes de las elecciones parece funcionar, como le ocurrió antes. El sistema lo puso en marcha Pedro Arahuetes, que también dejó el bastón a quien él decidió, y apostó entonces por Clara Luquero. Los políticos tienen fecha de caducidad y el desgaste de Luquero lo han asumido los socialistas. Aquella dio un paso al lado sin esperar a agotar la legislatura, imitando a su antecesor.

Hay que tener en cuenta que ningún partido ha dado oficialmente el nombre de sus candidatos, si bien, los líderes del PSOE han mostrado su apoyo personal a la actual alcaldesa.

En nivel de valoración y gestión, ninguno de los cinco líderes de los partidos aprueba. En todo caso es Clara Martín (PSOE) la mejor posicionada en las encuestas.

En una escala de 0 a 10, los segovianos consultados la puntúan con un 4,9. En segundo lugar colocan a Pablo Pérez (PP) con un 4,8. Algo por debajo está situado el concejal de IU, Ángel Galindo, con un 4,1.

Entre los dos restantes portavoces, Noemí Otero (Cs) y Guillermo San Juan (Podemos), no hay mucha diferencia, y obtienen una puntuación de 3,7 y 3,6 respectivamente. Sin embargo sí llama la atención que, a diferencia de los anteriores, el nivel de puntuación de gestión, no se corresponde con el de popularidad, donde él está por delante de ella.