Fernández (izqd.), junto a los dos viceportavoces del PP, Azucena Suárez y José Luis Huertas, en el pleno de noviembre. / Kamarero
Publicidad

El PP en el Ayuntamiento de Segovia ha mostrado su preocupación ante el malestar de los trabajadores de FCC, actual adjudicataria del contrato de recogida de residuos y limpieza viaria, con respecto al nuevo pliego que regirá el nuevo servicio y, sobre todo, alerta porque a través de las declaraciones del Comité de Empresa “se pone de manifiesto que el servicio que se va a ofrecer a los segovianos no va a mejorar sino todo lo contrario”.

“Estamos hablando de uno de los contratos más importantes del Ayuntamiento tanto a nivel económico, 7,4 millones de euros anuales, como a nivel social, por lo que entendemos que el gobierno municipal debería haber sido muy riguroso en su elaboración, buscando dar respuesta a las necesidades actuales de los barrios y mejorar la calidad del servicio. Eso pasa no sólo por incorporar novedades o lo último a nivel tecnológico, sino también por escuchar a quienes diariamente se encargan de prestar el servicio y a la vista está que no lo han hecho”, ha señalado la portavoz del PP, Raquel Fernández, quien considera que el Gobierno de Clara Luquero “ha actuado de manera unilateral y sin dar oportunidad a nadie de aportar ningún tipo de sugerencia”.

Lamenta la formación popular que no se haya escuchado a los trabajadores y que no hayan tenido en cuenta sus propuestas, ya que hubieran enriquecido el pliego. “No entendemos cómo por un lado les dicen desde el Gobierno municipal socialista que son propuestas interesantes pero luego no las incorporan y buscan excusas para no tenerlas en cuenta. No se puede engañar así a los trabajadores. Esta no es manera de gestionar y más un asunto tan importante”, insiste.

Recuerda la portavoz de los populares que su formación pidió en el pleno del mes de noviembre que el pliego se dejara sobre la mesa precisamente con el objetivo de analizarlo y de comprobar si se habían incorporado mejoras, pero la propuesta no salió adelante. En ese momento, según su opinión, se podrían y deberían haber analizado las propuestas de los trabajadores. “De nuevo primó el interés electoral al interés general ya que hubiera sido mejor tanto para la ciudad como para los propios trabajadores haber tenido un mes más para estudiarlo, tal y como pidió el Partido Popular”, afirma.

El Grupo popular exige ahora a la alcaldesa que responda a los trabajadores y dé explicaciones a todos los segovianos de por qué este importante servicio va a perder calidad en vez de mejorar.

Para la principal formación de la oposición, “es evidente que la prioridad de la alcaldesa no es conseguir lo mejor para nuestros vecinos, porque de ser así buscaría la manera de incorporar las sugerencias de los trabajadores del servicio y debería ser ella, como máxima representante de los segovianos, la primera en exigir el mejor contrato y el mejor servicio de recogida de residuos y de limpieza viaria para la ciudad. Algo que, en estos momentos, no parece que sea así”, concluye.