El PP denuncia irregularidades de “dobles pagos” y Luquero lo desmiente

Desde Alcaldía inciden en que "no se ajusta a la verdad" y defienden a la concejala Gina Aguiar: "Ni manipula ni falsea. El Partido Popular habla desde el desconocimiento o la mala fe"

El Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Segovia, a través de su portavoz, Pablo Pérez, denuncia una nueva irregularidad en el desarrollo de contratos por parte del equipo de Gobierno local -encabezado por el grupo socialista- por un “caso de doble pago” al técnico contratado en La Cárcel Centro de Creación, un procedimiento que, según la alcaldesa, Clara Luquero, “no se ajusta a la verdad” y defiende a ultranza a la concejala Gina Aguiar, principal implicada en la gestión de los servicios de Cultura: “Ni manipula ni falsea. El Partido Popular habla desde el desconocimiento o la mala fe”.

PP RP Pablo Perez KAM8111
Pablo Pérez, portavoz del PP en el Ayuntamiento, esta mañana en la sede provincial de su partido. / Kamarero

Pérez sostiene que en el contrato del técnico “se especifica que la prestación de los servicios técnicos de iluminación incluye la iluminación de todas las actividades a desarrollar de acuerdo con el proyecto artístico y el espacio. Además, la prestación de los servicios técnicos de sonido y audiovisuales que incluyen proyecciones cinematográficas y videográficas”.

El portavoz de los populares incide en que por este trabajo “se le paga 13.500 euros, sin IVA, durante seis meses y 27.000 euros de manera anual, o lo que es lo mismo, 2.250 euros al mes. Pero, a mayores, si a algún colectivo se le cede este espacio municipal, el técnico va a parte y cobra, de manera individual, como autónomo”.

“Nos parece una vergüenza que se haga esto. Es algo difícil de entender cuando el Ayuntamiento ya está pagando a una persona por los servicios técnicos que se prestan en esta sala. Ningún colectivo debe pagar por un servicio que ya está contratado por cultura”, subraya.

Clara Luquero
La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, durante la rueda de prensa. / KAMARERO

Desde la Alcaldía, por su parte, defienden que “desde el 2011 el contrato con la empresa adjudicataria se realiza para la ejecución de un número concreto de jornadas en La Cárcel o cuando estos equipos se utilizan en otras dependencias municipales o en actividades programadas por la concejalía de Cultura. A mayores e independientemente del Ayuntamiento, este contratista presta sus servicios a los colectivos a los que se les cede el uso de la Cárcel”.

“El objetivo, desde que abrió sus puertas este centro de creación, es que la empresa responsable de esa equipación técnica del espacio sea la única que lo manipule. En esos casos, son los colectivos los que pagan a la empresa, nunca el Ayuntamiento. Por lo tanto, el Consistorio no ha realizado pagos fuera de las jornadas contratadas”.