Vecinos de Segovia pasean con y sin mascarilla por la ciudad. / Kamarero
Publicidad

La obligatoriedad del uso de mascarillas anunciada ya por el Gobierno central ha provocado que el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Segovia vuelva a pedir a la alcaldesa, Clara Luquero, el reparto masivo de mascarilllas entre los vecinos de la ciudad. “Ponerle barreras al virus es un sistema eficaz para protegernos y proteger a los demás. Un Ayuntamiento debe estar a la altura de las circunstancias, ayudar a sus vecinos, cuidarles y facilitarles el acceso a lo que necesitan. Durante este tiempo las voces ciudadanas pidiendo ese reparto de mascarillas han sido muchas y su ayuntamiento no ha sabido dar respuesta a esa necesidad”, ha criticado el portavoz de los populares, Pablo Pérez.

Recuerdan desde el grupo que ya hace un mes propusieron al Gobierno municipal la compra de mascarillas para distribuirlas entre las asociaciones y los vecinos, al igual que estaban haciendo los ayuntamientos de otras ciudades y poblaciones. “Lo propusimos porque, junto con el lavado de manos y mantener la distancia de seguridad, era lo mejor como medida preventiva y así se aconsejaba desde el mundo sanitario. Al igual que otras muchas propuestas, esta cayó en saco roto. Ni lo han hecho, ni lo han previsto. Ahora su uso va a ser obligatorio y, como siempre, el Gobierno municipal llega tarde para dar una respuesta a sus ciudadanos”, aseguran.

El portavoz popular, Pablo Pérez, tiene claro que “es momento de priorizar la salud y si se tiene que hacer una modificación presupuestaria urgente para adquirir mascarillas quirúrgicas, contarán con nuestro apoyo”. El líder de la oposición municipal ha informado, además, de que han pedido la colocación de dispensadores de hidrogel por la ciudad así como otro tipo de medidas para garantizar la seguridad de la población, por ejemplo en todas las dependencias municipales en donde se realice atención al público; medidas que pasan por la adquisición de elementos de protección y seguridad que podrían adquirirse, según Pérez, a empresas segovianas, con lo que, además, se estaría contribuyendo a la dinamización económica de la ciudad.

Los populares afirman que Segovia necesita un Ayuntamiento y unos gobernantes valientes, que protejan a los ciudadanos para que afronten con seguridad el inicio progresivo de la actividad y la vuelta a la normalidad y que la inacción del equipo de Gobierno local para anticiparse y tomar medidas valientes en este sentido es, en opinión de la formación de Pablo Pérez, “bastante preocupante”.

A falta de la orden ministerial que regule el uso de las mascarillas y clarifique la situación, el PP en Segovia pide al equipo de Clara Luquero que tome decisiones ya, que se anticipe y se prepare: “Tendría que tener listas mascarillas suficientes para distribuir entre todos los ciudadanos incluidos los de los barrios incorporados y la entidad local menor de Revenga; mascarillas suficientes para repartir en el transporte público o para facilitarlas en las dependencias municipales si alguien no las llevase; campañas informativas para fomentar su uso, como deben colocarse o qué tipo de mascarilla utilizar y que sirvan de complemento a otras campañas que se lancen desde otras administraciones. Pero para eso había que haberlo pensado y actuado con tiempo y eso, lamentablemente, sigue sin saberlo hacer el gobierno municipal. Esperamos que rectifique y se ponga con ello porque si proteges a los ciudadanos, proteges a la ciudad”.

Negativa de la alcaldesa

La regidora segoviana, Clara Luquero, ha asegurado este martes que el Ayuntamiento no tiene, “en principio”, intención de adquirir y repartir mascarillas para todos los vecinos. “Ya veremos lo que pensamos de aquí en adelante, cuando una empresa en Segovia empiece a producir este material a finales de mayo, pero se trata más de un gesto que de una medida definitiva. Ofrecer, por ejemplo, cuatro mascarillas por ciudadano resuelve solo cuatro días y ahora, tras la fijación de un precio por la administración central y tras asegurar el abastecimiento en farmacias todo el mundo puede comprar una mascarilla por menos de un euro”, ha defendido Luquero.

La alcaldesa reconoce, en cualquier caso, que sí se llegó a considerar la posibilidad de hacer un reparto masivo de mascarillas “en los momentos más complicados de la crisis”, pero que tras analizar las complicaciones de homologación por parte de los proveedores se optó únicamente por organizar el reparto de las 30.000 proporcionadas por el Gobierno de España entre los mayores y los usuarios del transporte público.