Sanz Merino y María Ángeles García
Los procuradores populares Sanz Merino y María Ángeles García durante su intervención.

El PP de Segovia puso ayer en valor las últimas medidas de la Junta en materia sanitaria, unas decisiones que buscan “la mejora de los servicios en el medio rural” y romper con los proyectos anteriores, entre ellos el conocido como plan Segovia que pretendía la reorganización de la Atención Primaria de la provincia.

En una rueda de prensa, los procuradores populares José Luis Sanz Merino y María Ángeles García repasaron los últimos anuncios remitidos desde la consejería que dirige Alejandro Vázquez, y que dan muestra de “un esquema distinto al planteado anteriormente, lejos del Plan Aliste y el Plan Segovia. Una nueva forma de hacer las cosas”.

Sanz Merino quiso destacar este cambio de rumbo respecto a la pasada legislatura y señaló que ahora la estrategia se enfoca “de forma diferente”. “Los recursos públicos los preferimos dirigir a la asistencia sanitaria que a otras acciones, y eso nos coloca muy por encima de la media, destinando en torno al 8% (del presupuesto), muy por encima del 6,9% que es la media nacional”, recordó.

Además, aseguró que la apuesta actual no pasa por la reducción de centros de salud ni de los puntos de atención continuada, ya que se busca “potenciarlos”, como demuestra el nuevo contrato de transporte sanitario. Todo ello “en un marco de muchas dificultades” que complica la contratación de personal.

Buena parte de la rueda de prensa se destinó precisamente a explicar este nuevo contrato del que El Adelantado ya dio detalles en semanas anteriores. Así, la procuradora María Ángeles García describió que conllevará la incorporación de 14 vehículos sanitarios, pasando la provincia de contar con 48 a 62.

La provincia pasará de tres a ocho ambulancias de Soporte Vital Avanzado (SVA), entre ellas, dos Unidades Enfermerizadas de Emergencias Sanitarias (UENES), que tendrán sede en Cuéllar y Boceguillas. Son ambulancias de soporte vital avanzado y están dotadas de personal de enfermería cuya función es la atención de las urgencias en el lugar donde se producen, la estabilización del paciente y el traslado, si precisa, al centro sanitario más adecuado. Además, son atendidas por un médico consultor situado en el Centro Coordinador de Urgencias que a distancia supervisa el operativo.

Segovia dispondrá de 14 ambulancias de Soporte Vital Básico, dos más. Con este dato, para el transporte sanitario urgente, la provincia gana siete ambulancias, de 15 pasa a 22. La procuradora también recordó el nuevo contrato incluye que todas las unidades de soporte vital básico pasarán a dar un servicio de 24 horas. En cuanto al transporte programado no urgente, García resumió que pasa de tener 33 ambulancias a 40, y de ellas, seis son de uso individual y 34 tendrán una utilización colectiva.

“Nuevos proyectos requieren de nuevas personas”

Los procuradores populares comentaron los recientes cambios en la cúpula de la Gerencia de Asistencia Sanitaria de Segovia, señalando que esta renovación se debe a que la anterior dirección tenía “un planteamiento distinto al que nosotros queríamos”.

Sanz Merino expresó el “respeto a un gran profesional que ha cumplido su función en tiempos muy difíciles”, en referencia al doctor Elízaga, pero argumento que uno de los compromisos del PP “era la reforma de la estructura periférica de las gerencias regionales”.

“Nuevos proyectos requieren de nuevas personas”, señaló, para seguidamente hacer un símil futbolístico y asegurar que “según el momento del partido y a la orientación del juego tienen que salir unos jugadores u otros”.