El portavoz del PP, Pablo Pérez, en rueda de prensa el pasado mes de noviembre. / Nerea Llorente

El Partido Popular en el Ayuntamiento de Segovia ha informado de que hoy, 18 de enero, finaliza el contrato con la asociación Trípode Cultural para la organización del nuevo festival de cine europeo, Se-Cine, y añaden que hasta la fecha “no se sabe nada del mismo”. Sostienen que lo que la citada Asociación sí ha recibido la totalidad de los 14.999 euros por un contrato de servicios “que no ha llegado a realizar”. “Podrá ser legal, pero no nos parece nada ético con la situación que estamos viviendo”, concluyen los concejales del principal grupo de la oposición en una nota de prensa.

El decreto de adjudicación del contrato señala que la duración del mismo es de cinco meses, plazo improrrogable y, entre otros trabajos, incluye la coordinación completa del proyecto y la postproducción. “Si el festival no se ha celebrado, es lógico que haya trabajos que no se hayan realizado, por lo que no debería abonarse la totalidad del precio fijado… No hay que olvidar que es dinero público y ahora más que nunca, hay que gestionar de manera muy eficiente los recursos. Como dirían en cualquier hogar, mirar cada euro que se paga”, apunta la formación popular.

El Grupo Popular recuerda que, mientras el resto de festivales que se celebran en Segovia tuvieron claro que tenían que adaptarse a la nueva situación y lo hicieron, ni la concejala de Cultura, ni los organizadores de Se_Cine, lo han hecho. “Han preferido mantener el nuevo enfoque que querían dar a la muestra, olvidándose de la situación por la que estamos atravesando. De lo que no se han olvidado es de pagar. Para nosotros es todo un derroche empeñarse en organizar algo que sabían que, si no lo modificaban, no se iba a poder celebrar”.

Por otra parte, el PP pide que los gastos que genera el festival, más de 150.000 euros cuando era MUCES, se destinen a ayudas para hacer frente a necesidades derivadas de la pandemia.

Juicio

Además, recuerda que el día 27 de este mes de enero se celebrará un juicio en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Segovia para dirimir si se produjeron irregularidades en la adjudicación de la organización del festival a Trípode Cultural, tal y como han mantenido los populares desde el momento en el que tuvieron conocimiento de este contrato menor de servicios el pasado verano.