El secretario de Política Autonómica Pedro Rollán asegura que las políticas de los gobiernos populares están “pegadas al territorio” y señala que España “no está para ocurrencias”

Aún faltan nueve meses para la convocatoria de elecciones municipales y el Partido Popular asegura estar preparado para afrontar la cita electoral tanto en Segovia como en Castilla y León, avalado por una gestión “pegada al territorio” y ajena a las “ocurrencias” que vienen desde el Gobierno central. Así lo aseguraban ayer los secretarios provincial y regional del PP Miguel Angel de Vicente y Francisco Vázquez, que acompañaron al Vicesecretario de Política Autonómica y Local de la ejecutiva nacional del partido, Pedro Rollán en la reunión de trabajo que mantuvo ayer con el grupo de diputados provinciales de su partido para poner en común las líneas básicas de la acción política en materia local y regional para los próximos meses; que sin duda serán decisivos para conformar la propuesta con la que concurrirán a las elecciones.
Pedro Rollán puso en el centro de estas políticas el ejemplo del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que sitúa “en el centro de atención y la acción política, las necesidades, retos y desvelos de todos los castellanos y leoneses a través del acuerdo, el consenso y el diálogo, e ironizó al asegurar que esta manera de entender la política “ojalá se extendiera a la Carretera de La Coruña en lo que al Palacio de la Moncloa se refiere”.
De igual modo, resaltó la fuerza de los municipios, de los pueblos, ya que España se construye de “abajo hacia arriba”, y señaló que tanto el Partido Popular como el Gobierno de Castilla y León, están incidiendo en renombrar la expresión “de la mal llamada España vaciada porque está llena de gente con ilusión con ganas de quedarse en el territorio”.
En este sentido, se preguntó si el Gobierno combate y lucha contra la despoblación con propuestas que van claramente en contra, como el nuevo mapa nacional de concesiones de transporte. “El Gobierno dice una cosa y luego hace lo contrario”, denunció, al decir que “no les quiere dejar abandonados pero luego les quita el transportes, en especial a una población de una determinada edad que recurre al transporte público en lugar del vehículo privado”.
Rollán remarcó que existen dos formas de hacer las cosas y el PP, como demuestra Alfonso Fernández Mañueco, lo hace “pegado a los problemas, al territorio y a las personas”, frente a un Pedro Sánchez, con un gobierno, que se ve obligado a dar marcha atrás, como con el mapa concesional de transporte de viajeros, que afecta en Castilla y León a 346 ayuntamientos y al que todas las comunidades han mostrado su rechazo.
Por su parte, de Vicente señaló que la maquinaria electoral en la provincia está “engrasada” con el objetivo de mantenerse como fuerza mayoritaria en la provincia, donde en la actualidad goierna en más de 150 de los 208 municipios de la provincia.