El concejal portavoz del grupo municipal del Partido Popular, Pablo Pérez, en rueda de prensa. / Kamarero
Publicidad

El PP en el Ayuntamiento ha asegurado que espera que los cambios en el transporte público sean los acertados y respondan a las necesidades de los usuarios, entre otras cosas, para que “no les siga costando más dinero a los segovianos”, en clara referencia a los 166.000 euros en los que se va a incrementar el coste anual del servicio; “un coste ya elevado de por sí puesto que de las arcas municipales salen todos los años cerca de 5 millones de euros con destino al transporte público”, afirman.

Sin embargo y a pesar de las modificaciones realizadas, los populares consideran que no todos los problemas que se detectaron desde el primer día se han resuelto y que va a ser necesario, a su juicio, continuar adaptando horarios y frecuencias hasta que realmente se dé respuesta a las demandas de los usuarios. “Las quejas y las críticas son constantes y no han parado ni siquiera con el anuncio de los cambios. Algo sigue sin hacerse bien. El gobierno municipal debería estar más atento a estas voces críticas porque así sabrían por dónde ir”, ha indicado el portavoz del PP municipal, Pablo Pérez.

El edil achaca estos “desajustes” que han tenido que solucionar, a la falta de previsión y a las prisas del gobierno de Clara Luquero por inaugurar el servicio antes de las elecciones municipales y afirma que donde la alcaldesa ve “normalidad”, la formación popular ve incapacidad a la hora de elaborar y gestionar un contrato: “No decimos que no se tengan que hacer pequeñas modificaciones y reajustes, pero no tantas y del calado de las que se han tenido que hacer aquí en Segovia y las que quedan por hacer. Es lógico que hablemos de incompetencia en la gestión”.

Recuerdan a Clara Luquero que fue ella quien calificó el nuevo transporte público en su presentación hace menos de un año como “el mejor para la ciudad” y la realidad ha demostrado, según la bancada popular, que no ha sido así. “Después de un estudio que se utilizó como base para redactar el pliego y tras un largo proceso de elaboración, con más de dos años de retraso, está claro que algo ha fallado. O el estudio se hizo rápido y mal o faltaron medios, o primaron las prisas por encima de dar respuesta a las necesidades de los segovianos”, afirma el portavoz popular, quien lamenta que no se escuchara durante el proceso ni a los trabajadores del servicio ni las sugerencias de otros grupos políticos. De haber sido así, apunta Pérez, la situación “quizá sería otra”.

Los populares seguirán pendientes de uno de los servicios más importantes para una ciudad como es el transporte público, que no ha dejado de recibir quejas y que sigue sin prestarse tal y como se recoge en el contrato firmado hace casi un año. “Las marquesinas y los postes continúan sin limpiarse cuando debería encargarse de ello la empresa adjudicataria y los aseos de los conductores siguen sin funcionar. Pueden parecer cosas simples pero todo suma y todo ello redunda en la calidad del servicio que se presta“.

Pablo Pérez pide a Clara Luquero que exija el cumplimiento de todo lo recogido en el contrato ya que, a su juicio, el gobierno municipal está siendo demasiado permisivo con la empresa. “En lo primero que deberían pensar es en cómo ofrecer el mejor transporte público a sus vecinos y si hay que hacer cambios en un servicio que no lleva ni un año funcionando, que los asuma la empresa y no se carguen a las espaldas de los segovianos, puesto que los impuestos que pagan ya son demasiado elevados”.