Pablo Pérez
El portavoz del PP de Segovia, Pablo Pérez. / NEREA LLORENTE

La reorganización del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Segovia anunciada ayer por la alcaldesa, Clara Martín, es la tercera que realiza el grupo socialista en este mandato corporativo, lo que es “un síntoma claro”, según el portavoz del PP, Pablo Pérez, de un “gobierno en permanente crisis, lo que afecta directamente a los intereses y a las necesidades de la ciudad”.

De acuerdo con la formación, los cambios que ha hecho la nueva alcaldesa han puesto de manifiesto en quién confía de su equipo y esa confianza recae, “únicamente”, de acuerdo con Pérez, “en dos personas”.

Desde el PP aseguran no estar sorprendidos con la remodelación, que consideran que “ya se veía venir desde hace tiempo”. Sobre el nuevo cargo del concejal de Turismo y Obras, Miguel Merino, como portavoz del PSOE, los populares critican que esto se debe a “una compensación”, ya que el edil se posicionó como posible candidato para ocupar la alcaldía. Pérez denuncia que el aumento de protagonismo puede pasar factura porque “quien pretende realizar muchas cosas, puede que no llegue a hacer ninguna bien y ya lo estamos viendo con la concejalía de Obras”.

En cuanto a Jesús García Zamora, asumir la concejalía de Urbanismo y Hacienda hace que bajo su responsabilidad recaigan los dos pilares de un Ayuntamiento, aunque el portavoz popular no cree que pueda arreglar “el desaguisado y el desorden” de la concejalía de Urbanismo, y piensa que detrás tendrá a la alcaldesa. Tampoco cree que la nueva edil, Mª Antonia Sanz, esté preparada para sacar adelante el que es uno de los “grandes lastres” de la ciudad, el CAT, enmarcado dentro de la concejalía de Desarrollo Económico y Empleo de la que será responsable.